Leyendas negras

  • 06/03/2014
  • 1

Las leyendas negras, lo son, porque se lo permitimos.

LEYENDAS NEGRAS

A menudo hemos culpado a ciertos países europeos de fomentar falsas leyendas sobre España, a fin de desprestigiarnos ante el mundo,  minar nuestra moral y así atacarnos en los puntos más débiles;  los pecados capitales de los españoles, que no son  otros que los de nuestro cainismo, nuestro quijotismo y el exagerado sentido del ridículo que nos acompleja.  Son tópicos, pero absolutamente reales y ciertos.

No necesitamos enemigos externos, ya que los tenemos dentro.  Quiero creer que es la excesiva admiración a lo que llega de fuera, lo que hace actuar de esta manera a muchos de los españoles.  Amamos nuestras cosas, sí, pero si nos fijamos bien, resulta que somos “chauvinistas” de lo cutre, no enorgullecemos de nuestra rama más “hortera”, eso es lo que nos hace gracia, lo que nos divierte y  de lo poco que no nos avergüenza, hasta  somos capaces de reírnos de nosotros mismos.  Sin embargo tendemos  a avergonzarnos y a ocultar los episodios más brillantes de nuestra historia (que son de los más extraordinarios de la humanidad) , ya que los foráneos no nos los alaban sino que los desprecian, entonces muchos de los españoles se guían por esas malintencionadas  opiniones y terminan por despreciar nuestros grandes hitos históricos, científicos y humanísticos… como si nunca hubiéramos hecho nada bueno.  Eso sí, admiramos a los americanos en su conquista del Oeste, a los británicos por su imperio, a los franceses por sus colonizaciones por el mundo y por sus aportaciones, a los alemanes por su supuesta capacidad para todo;  sin embargo los españoles nos tragamos todas las mentiras, todos los desprecios  y todas las calumnias que los anteriores nos echan.

A día de hoy, y por justicia histórica,  sigo manteniendo que el pueblo español fue y es el más sufrido, más humano y humanitario que jamás haya existido en este mundo.  Si nos ponemos  a repasar la historia de verdad, nos daremos cuenta de las espantosas brutalidades que fueron capaces de cometer, estos pueblos que consideramos los abanderados de la civilización; esos pueblos tan cultos, refinados y respetuosos.   Pues esos pueblos han sido los más crueles de la historia humana.  Pero su propaganda es efectiva, y han conseguido no solo echar tierra sobre su ignominia, sino que han convencido al mundo de su respetabilidad.  Ellos…los que iban usurpando el mundo como si fueran dioses (¿eres un dios?, no, soy inglés que es lo mismo), que exterminaron naciones al completo, despreciando a cualquier otro grupo humano, estos esclavizadores, son los que llevan la vara de medir el racismo por el mundo…estos son los que acusan a todos los demás…estos que hacían pasar por puertas diferentes en sus aeropuertos a personas de diferente origen, hasta hace cuatro días. Estos que han estado practicando la eugenesia (pretendiendo eliminar sus razas impuras),  hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, estos que no abolieron la guillotina hasta hace treinta años…a estos admiramos.  Pues sí señores…la atrasada e incivilizada España, nunca tuvo necesidad de abolir estas barbaridades, claro que hubo episodios vergonzantes, pero son episodios asumidos, reconocidos y penados…cosa que los otros jamás harán; y cuando los mediorreconocen, lo hacen de una manera jocosa...como que eran cosa de otros tiempos...y  que las cosas eran así, jajaja…y ya está, asunto zanjado.

En España vivieron grupos humanos diferentes o diferenciados, amén de los celtas e íberos, de grupos de otros pueblos menos numerosos desde épocas no muy claras (Vaqueiros, Pasiegos, Agotes, Maragatos, etc.), desde hace siglos, de francos, de negros(Gibraleón), grupos de indígenas americanos (Soria, etc.), japoneses…etc., ¿a que de esto no nos acordamos?, pues bien, no nos traguemos tantas bobadas con el tema del racismo en España…todas estas razas ya no existen como tal raza, aunque si se recuerdan como culturas, y no existen, no por haberlas exterminado, sino porque están todas integradas sin más.  Racismo no es gastar alguna broma que otra por culpa de unas características físicas concretas, eso son  bromas, chanzas, como las de Quevedo (si  Quevedo estuviera vivo en nuestros días, seguramente no podría publicar, sería un proscrito entre la progresía)  el que se tome eso como racismo es por ganas de hacer mal.  Racismo es segregación racial y la segregación racial solo existió entre los que se autosegregaban (judíos, moriscos, gitanos; luego, los racistas son estos) … todos los demás conflictos no fueron por racismo; de sobra sabemos que las guerras más encarnizadas siempre fueron entre españoles y por diferencias ideológicas.  No permitamos que se nos tache de racistas, puesto que no lo somos;  aunque la culpa de permitir estas difamaciones, es solamente nuestra. La libertad de léxico y de expresión debe estar por encima de todas estas manipulaciones que nos obligan a utilizar eufemismos absurdos, y a tener que mostrar comportamientos antinaturales.  Esto solo ocurre en España…solo aquí nos sonroja la hipotética opinión que tengan los opinadores de otros países europeos…que dicho sea de paso hagas lo que hagas, siempre te descalificarán.  Solo pasa aquí señores…Una humorista judeo-americana, se permite el lujo de decir lo que se le antoje (que si el mejor momento para quedarse preñada es el momento de ser negra y adolescente… bromea con cosas tipo violaciones…dice que si Cristo volviera a nacer ella misma le volvería a matar, porque Cristo es lo peor, etc), sin que por ello nosotros critiquemos a los norteamericanos como incívicos o racistas o inhumanos.  No tenemos perdón…seguir siempre los dictados éticos que nos impongan aquellos que siempre hacen y han hecho lo que les ha convenido, y sin miramiento alguno…ellos se defienden entre ellos defendiendo lo indefendible…nosotros nos deshonramos entre nosotros, y no podemos esperar más que nuestro vecino y nuestro hermano cainita, aún se alíe con el extraño.

La noche del  5 de Marzo de 2014, homenajeamos a Don Luis Aragonés, al “Sabio”, al “Zapatones de Hortaleza”; le homenajeamos como a un gran hombre que fue, como a un ejemplo de conocimiento y honradez, hoy le subimos en un pedestal (claro, ya ha fallecido)… y recuerdo avergonzado como una vez desde Inglaterra le difamaron,  trataron de humillarle y le tildaron de racista….racista…por hablar en una conversación privada con un pupilo suyo y de la forma más rigurosamente privada y confidencial , cuando un micrófono lejano  le captó en esa conversación que se refería  a un negro diciendo la palabra negro.  Luis sabía defenderse solo, como un grande que fue, solo se bastó para defenderse, pero hasta  tuvo que retractarse públicamente en repetidas ocasiones.  Vergüenza fue la  que sentí al ver la falta de apoyos por parte del entorno de los medios españoles, vergüenza por aquel agachar las orejas cada vez de los hipócritas y pérfidos ingleses, insultan a cualquier español, porque ellos no dejan de insultar y faltar al respeto de la forma más mezquina que uno se pueda imaginar, a los españoles y a España sin el más mínimo rubor y con ese aspecto de sentirse cargados de razón, porque no tienen vergüenza ni educación, y porque los encargados de evitar estas ofensas a España, se dejan pisotear. Porque cuando se insulta a un portugués o a un español, eso ya no se considera racismo, los españoles y los portugueses son insultables, maldecibles, vapuleables, cosificables;  pero llamar negro a un negro, eso sí que es una atrocidad.  Hemos perdido el sentido de la razón. ¿Cuándo nos quitaremos este complejo?.

Despreciemos a los hipócritas y demos a cada palabra su justo significado…los ingleses que farfullen en ingles y se miren a ellos mismos, que por eso se meten con los demás, porque sus tropelías no se sostienen y así las difuminan.  A tal grado llega nuestro complejo, que hoy día en España, cualquier extranjero ilegal tiene derecho a sanidad pública y gratuita, mientras que es negada a los españoles no cotizantes, esto sí es vergonzoso, pero así es, propio de nuestro quijotismo; y nos llaman racistas.  Los españoles no somos racistas, por mucho que los enemigos quieran mancharnos.  Otro falso mito. Otra leyenda negra.

Nos creemos todas esas leyendas negras,  estamos hartos de oír  a la progresía y a las feministas, que España es un país especialmente machista, muy machista, el más machista,… que si como “mediterráneos” que somos, lo llevamos arraigado, que si como “latinos” lo tenemos impregnado en nuestras costumbres…chorrada tras chorrada, con perdón  esto de equiparar a todos los pueblos que viven a orillas del Mediterráneo (los españoles que vivan) es del género tonto, o son ganas de llamar tonto al que lo crea; “latinos”, latinos son los que hablan una lengua derivada del latín, así que equiparar a la gente por tener una raíz idiomática concreta, es como para darle de lo lindo a quien haga esta analogía… pero siempre nos lo han llamado, y hasta la saciedad,  hasta lo hemos dudado…pues bien, hoy se han hecho públicos los datos sobre el impacto la mal llamada “violencia de género”, en la que se demuestra que en España es donde menos incidencia hay con respecto a la civilizada Europa (Aunque las feministas a pesar de lo datos siguen a lo suyo, a descalificar este informe, siguen empeñadas en hacernos creer que somos malísimos) .  Algo que ya se sabía (pero no sé porque razón se nos machaca por nuestro supuesto machismo, bueno…sí sabemos la razón, l@s promotor@s de esta  moderna barbarie, están en la mente de todos) y más de la mitad de los casos, ya sabemos de dónde vienen.  Pero basta con pensar , recordar y tomar conciencia de cómo nos hemos relacionado siempre los hombres y las mujeres en nuestro entorno, nuestro trato, nuestra naturalidad, nuestras conversaciones, nuestra convivencia para darnos cuenta de nuestro comportamiento comparando con la forma de tratarse entre si de  los demás europeos, nos damos cuenta de quela inmensa mayoría de los españoles  somos una “madres” (la caballerosidad siempre fue una virtud)…claro que hay casos…claro que hay hombres despreciables, (y mujeres)…pero sabemos que son excepciones.  Así que el mito de ser más machistas por ser españoles, es falso de toda falsedad…si los hombres, como hombres, recapacitamos sobre ello…seguro que con una sonrisilla nos daremos cuenta que no somos machistas en absoluto...un pelín vaguetes ,  escaqueones y algo egoistillos,  y ¡si nos dejan, claro!…eso es todo.   Nuestro machismo es un falso mito. Otra leyenda negra.

 

 

El mito de la inquisición…a poco que investiguemos la historia en serio y con rigor, veremos donde hizo estragos la inquisición…en cualquier lugar de Europa fue infinitamente más activa y despiadada que en España.  Otro mito falso. Otra leyenda negra.

La vergüenza del franquismo…vergüenza me dan los que lo critican sin haber hecho una investigación exhaustiva, del prefranquismo, del franquismo y del postfranquismo. Quien crea de de Gaulle o Churchill eran unos santos o mejores que Franco…se equivocan.  Que estudien la historia y se dejen de las habladurías de bolcheviques e indocumentados, aquella “dictadura”, dejaba infinitamente más margen de libertad a los ciudadanos que  esta falsa democracia  opresora del español de a pie.  Otro mito absurdo. Otra leyenda negra.

Somos los adalides de la tolerancia, de ahí buena parte de los problemas económicos actuales, queremos ser más papistas que el Papa, toleramos hasta lo intolerable, y de ahí todo el provecho que sacan las mafias de todo tipo y toda clase de delincuencia organizada, España se ha convertido en el paraíso de los caraduras.  Por mor de la tolerancia se han dispuesto una multitud de leyes que solo sirven para que los delincuentes campen a sus anchas.  En todos los países democráticos de nuestro entorno, las leyes están para proteger al ciudadano de bien.  Nuestra mal entendida tolerancia nos ha llevado a proteger a los verdugos en detrimento de las víctimas.  Así que quien diga que somos intolerantes es un auténtico majadero. Otra leyenda negra.

Todos estos complejos y sentimientos de vergüenza, por el qué dirán,  son los culpables de nuestros males.

Siento vergüenza ajena por esos españoles que se avergüenzan de España y de ser españoles…esos españoles que se sienten ajenos a España por cobardía…esos españoles cainitas que siempre han existido…como aquellos que se vendieron a sus hermanos a Roma, aquellos que encumbraron a los Visigodos, aquellos que abrieron las puertas a los Sarracenos para que nos invadieran, aquellos que invitaron a Napoleón a que arrasara España, aquellos que permitieron a los ingleses hacer colonia de Gibraltar,  aquellos que metieron al bolchevique provocando nuestra guerra civil…estos que quieren romper España a toda costa.

Siento gran pena por toda esta división, pues esta división es la que nos trae todas las desgracias y es el motivo de nuestra debilidad, debilidad exterior, pero sobre todos es una debilidad interior.  España es una gran nación, y con un pueblo esforzado como ningún otro…seguramente la más grande en todos los sentidos…solo nuestra falta de visión y nuestra falta de orgullo y sobre todo nuestra falta de unidad es la que nos impide parecerlo.

Todo esto es por culpa de nuestros pecados capitales como pueblo o como conjunto de pueblos, o como una mezcolanza de gentes que se identifican en grupos o ideas dispares, y por no querer entender que debemos permanecer siempre unidos ante cualquier contingencia. Nunca más tengamos que decir aquello de que “nos molieron a palos los malditos sarracenos…pues Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos”.

Si fuéramos una nación de gente unida, otro gallo cantaría, y mientras ” sigamos siendo pocos pero mal avenidos” y nos haga gracia, no podremos esperar nada bueno de nuestro futuro, y la historia se repetirá. Cuando estemos unidos como una piña, seremos muchos, y contra los muchos nadie podrá, esta fue la clave de la grandeza de España.  Empecemos la unión  y sintámonos orgullosos  de nuestros antepasados, sintámonos compatriotas…somos un gran pueblo, como siempre. Querámonos un poco a nosotros mismos.

Quitémonos esos falsos complejos y aprendamos de nuestros aciertos.

Las leyendas negras son obra nuestra.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
cualquiera de los hijos de iberia edoumorlan@gmail.com4 d abril d 2014 a las 14:15 (UTC)
Los españoles no lo permitimos, no lo hemos hecho nunca. Le recomiendo un analisis de muchas críticas extrangeras, de paises no protestantes. Y es que a la barbarie de la mitologica leyenda no hubo nunca una minima respuesta de tipo estatal , ni mucho menos por parte de la iglesia que es quien ha ostentado en el mundo catolico la titularidad de las artes graficas. Los españoles se baten como leones en solitario contra la marabunta extrangera, que a su vez se apoya en la aplastante propaganda de los paises protestantes ¿ y por qué? Porque la iglesia para permanecer en america necesitaba un chivo expiatorio donde desviar la atencion sobre si misma, mas aun se dio luz verde a que todos los ataques dirigidos contra españa se expandieran en america con su apoyo. A día de hoy sigue igual y los extrangeros que van conociendo la realidad se quedan atonitos de la situacion en cuanto a salvajismo, me viene a la mente los comentarios de Jeann Cousteau, que hizo alguna serie donde despellejaba a españa y a su poblacion como si de nazis se trataran, el envenenamiento es planetario, tenemos que esperar mas comprension de un ruso, chino o musulman que de europa o sudamerica a la que considero un enemigo mayor que el de inglaterra y su masoneria norteamericana

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia