La sorprendente historia de los salmones que cruzan la carretera

Los salmones de chum emigran río arriba para volver a su lugar donde nacieron y procrear. Esta es una estampa que se produce todos los años en esta época de otoño. 

Estos salmones no dudan en coger atajos, guiados por el campo magnético de la tierra para su migración. 

Aprovechan hasta carreteras inundadas para atajar y cuando hay unos 20 centímetros de agua consiguen colarse ante la atenta mirada de los conductores y venidos. 

Esta es la curiosa historia de los salmones que cruzan la carretera. 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
_DSC0375
María Jurado de la Vega7 d marzo d 2014 a las 09:17 (UTC)
WOW!! De verdad los animales no dejarán nunca de sorprenderme

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia