El hombre extraordinario que ha excavado una «capilla sixtina» con sus manos

  • 05/03/2014
  • 0

Durante 30 años ha creado 14 cuevas en el desierto de Nuevo México. La historia se cuenta en un documental nominado a los Oscar. Su director lo explica a ABC..

 

 

Un pico, una pala, una escalera y las manos de un hombre de 67 años. Ra Paulette no necesita nada más…en su vida. Nacido en Indiana pero residente desde hace tiempo en el norte de Nuevo México (Estados Unidos), Paulette lleva nada menos que treinta años dedicado excavar cuevas para crear algo más que obras de arte. Se trata de «catedrales», así definidas por su grandeza y altura, que salen de las entrañas de la tierra y de su imaginación.

«Estoy obsesionado, pienso en esto todo el tiempo», confiesa Ra Paulette en el cortometraje documental,<<”Cave Digger ”/”Excavador de cuevas”>> dirigido por Jeffrey Karoff y nominado a un Oscar <mejor corto documental>.

Paulette ha creado a lo largo de su vida un total de 14 cuevas de diferentes tamaños. Toda su obra se localiza en el norte de Nuevo México, entre Taos y Santa Fe porque allí se encuentra el material que necesita para crear, la arenisca de Ojo Caliente, maleable y duradera, que Paulette necesita para crear. Una web,  dice que vende dos de esas cuevas por casi un millón de dólares, aunque este Miguel Ángel moderno aclara que ni es el dueño legal de esa propiedad ni tiene relación con la venta.

Define su obra como «la danza de la excavación». Paulette bucea entre la «renovación espiritual y el bienestar personal» pero también el fin social. Para él, «en el arte social, la creación de la obra no es el objetivo en sí mismo, como en una exposición, sino un medio para lograr el cambio social». Y va más allá: «el arte social no se contenta con decorar el mundo, su intención es cambiarlo».

Un hombre diferente, casi de otra época, que se define a sí mismo como un «arqueólogo», llevó al director Jeffrey Karoff a contar su historia. «En primer lugar, quise hacer una película  sobre él por la belleza pura de su arte. Caminar por sus cuevas es una experiencia impresionante. Pero el corto va más allá del retrato de un artista y su obra. Trata sobre un extraño, sobre una persona que desafía los convencionalismos y que vive de forma diferente al resto. Paulette es esa persona por muchos motivos: es autodidacta, no persigue ganancias materiales ni reconocimiento, tiene la habilidad 'budista' de desapegarse de los 'resultados' y dedicarse cien por cien a su arte», explica Karoff. Al mismo tiempo, el corto explora «los costes de ser una persona así e incluso las contradicciones. Me gusta presentar el film con diferentes perspectivas y que sea el público el que decida qué significa».

El trabajo de filmación duró dos años y medio. Karoff cuenta que la mayor dificultad que tuvieron fue con los periodos de rodaje. «El trabajo de Paulette avanzaba lentamente y muchas veces era difícil capturar ese progreso. Por lo tanto, le dejé una cámara timelapse y muchas de las secuencias que abren la película las hizo él mismo», cuenta el director.

Karoff no disimula la profunda admiración e incluso la conmoción que aún le provoca la obra de Paulette. « La mera existencia del trabajo es parte de la maravilla. Cómo alguien puede crear una catedral de una montaña confunde mi sentido de la razón. Creo que es lo que él ha intentado, provocar un shock y una sensación de asombro. Y ha funcionado».

El próximo trabajo de Paulette se llamará «Magnum Opus 2», y tardará en hacerlo 10 años. Ya lleva 3 y medio trabajando. Se trata de un complejo de cuevas abiertas al público, que se enfocarán en los adolescentes con trastornos emocionales. Su obra tiene un fin social pero también espiritual. «No busco el éxito, dice Paulette, mi estrategia es esperar algo del cielo».

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia