“Tres Colores” de Krzysztof Kieslowski

  • 03/03/2014
  • 0

La trilogía fílmica de Tres colores de Kieslowski es una muestra de cómo a través de la imagen podemos expresar y revivir profundos ideales que con el tiempo han perdido significado

Las películas de origen francés: Blue, Blanc, Rouge, nos muestran una manera distinta de remontarnos en la historia y los significados filosóficos y sociopolíticos por los que una nación derramo sangre y lucho en una época. Como el mismo Cicerón solía decir “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”. Nadie está exento de este dicho, el ser humano se ha condenado a sí mismo a través del tiempo a revivir batallas psicológicas, sociales y emocionales, como respuesta a una vida decadente y conformista, una realidad que se olvida de ser vivida. 

la trilogia de los colores filmoteca de sant joan

       ¿Qué sucede cuando el ser humano se encuentra ante una crisis existencial? Es ahí cuando comienza la búsqueda del sentido de la vida, es ahí cuando despierta del letargo que lo ha guiado como zombi a través de su existencia. Es interesante resaltar la posibilidad de que un estudio o conocimiento del pasado histórico de nuestra sociedad nos ayude a entender nuestro rol social y a comenzar por definir el punto en el que perdimos la noción de nosotros mismos para volvernos un ser que avanza en automático. El mismo punto en que olvidamos la individualidad consiente de la sociedad que lo rodea, para solo volverse masa.  

1. Una vida sin sentido

        A lo largo de nuestro paso por el mundo, los seres humanos hemos estado en la continua búsqueda de aquello que de sentido a nuestra existencia, un ser superior quizás, o una lucha contra la opresión social, de manera inconsciente necesitamos darle un motivo o razón a nuestros días, desde el lugar que ocupamos en nuestra familia hasta nuestro papel en la vida.

         Como en un inicio mencionaba el papel que desempeñamos en la actualidad se ha reducido a ser sencillamente parte de las masas; “en términos psicológicos se entiende por masa a un grupo de individuos unidos por un vínculo psíquico común de tipo meramente instintivo o sentimental, en cuanto esta masa se ha formado, el individuo renuncia cada vez más a su independencia de criterio y actúa guiado únicamente por el comportamiento de los demás” (Jorge Luis Mustieles, 1982, p. 142). Pero al perder el deseo de esta búsqueda de sentido, nos encontramos ante una crisis existencial, se pierde coherencia en los actos y una total incongruencia en la manera de vivir, los preceptos establecidos pierden su definición y comienza una desesperación. El deseo de búsqueda regresa, pero ¿En dónde comenzar esta vez?

 

2. La Revolución francesa y sus colores

        El siglo XVIII está terminando y con él, el dominio absolutista de una monarquía, la economía francesa estaba arruinada, en la sociedad burguesa se encendía un deseo por ser parte de la toma de decisiones, buscaban cargos públicos y los campesinos estaban hambrientos y cansados del feudo. Se decide eliminar los privilegios de la nobleza, se les obligó a pagar impuestos y se eliminó el diezmo a la Iglesia. Se dicta la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, esta proclama se transformó en la síntesis de las ideas revolucionarias, basadas en tres banderas: igualdad, fraternidad y libertad.

         De esta forma, las ideas liberales de la Revolución Francesa inspiraron un emblema tricolor. El color blanco que en un inicio representaba a la monarquía, terminaría siendo el color de la fraternidad y el azul y rojo que fueron tomados de la escarapela lucida por la guardia nacional, tomaron forma de igualdad y libertad.

3. Tres colores

         En la trilogía fílmica realizada por Kieslowski, podemos apreciar en una magistral secuencia de escenas la fiel representación al significado de cada color. Al comenzar por Azul (Blue) nos topamos con un conflicto existencial como consecuencia de una pérdida sentimental, que se refleja en un choque emocional, una mujer que se ve obligada a retomar esa búsqueda de sentido enfrentándose a un encierro emocional y psicológico. A través de situaciones que parecieran en un inicio no tener congruencia con la historia y momentos de constante enfrentamiento interno, esta mujer logra liberarse de esa atadura que no le permite avanzar y la estanca en la perdida.

          En Blanco (Blanc), del mismo modo que en Azul, encontramos a un hombre en crisis, un hombre que sufre por un amor mal correspondido, un hombre que se esfuerza por agradar y solo consigue ser abusado y maltratado, en un serio momento de reflexión decide actuar y devolver estos sentimientos al objeto de su afecto, demuestra una igualdad, busca igualar situaciones para crear entendimiento y comprensión ante su situación, solo estas acciones drásticas tendrían como resultado un cambio general sobre la apreciación de este personaje, tanto por el mismo como por su objeto de afecto.

         En Rojo (Rouge) se entiende la fraternidad desde una comparación de la amistad cotidiana y el desenvolvimiento de los personajes a través de situaciones cotidianas de la vida, la conexión de lo que a primera vista no tiene nada en común para lograr un entendimiento del otro, reconocerse y reafirmarse en el otro.

4. Krzysztof Kieslowski

          Krzysztof Kieslowski (Varsovia; 27 de junio de 1941 – Varsovia; 13 de marzo de 1996), ingresó en la aclamada Escuela de Cinematografía de Łódź en 1964. Kieslowski ingresó en un momento artístico relativamente libre bajo la tutela comunista polaca, se encontró en medio del conocido “Cine de la inquietud moral”, al cual el propio Kieslowski aportó  su reflexión sobre el momento histórico-político de Polonia, creando así documentales que reflejaron la vida obrera.

krzysztof_kieslowski

        A través de una serie de imágenes encontramos a personajes que enlazan de forma casual sus vidas y que sin saberlo afectan directamente en la búsqueda de sentido de vida de ese otro personaje. Un reflejo simple y realista de la vida, tal y como sucede sin percatarnos de ello, inmersos en la cotidianeidad olvidamos la importancia de aquellos que forman consientes o no parte de nuestras vidas, si no miramos atrás y procuramos entender nuestra historia social, familiar y que desencadenara en la personal, jamás lograremos responder a la pregunta inicial, ¿Por qué estoy aquí? ¿Quién soy?

         Solo a través de una profunda introspección logramos comprender que todo está conectado y que al final nosotros decidimos despertar del letargo social y comprendernos a profundidad en los múltiples aspectos que nos conforman.

 

 

L. Jessica Campos Valadez

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia