Cuentos de una madre primeriza: En la nube

Cuando vas a tener un bebé todo el mundo te advierte de las pocas horas de sueño, pero nadie te cuenta de los despistes, la ausencia absoluta de memoria y la nube de humo en la que se te convierten los pensamientos.

Cuando vas a tener un bebé todo el mundo te advierte de las pocas horas de sueño, pero nadie te cuenta de los despistes, la ausencia absoluta de memoria y la nube de humo en la que se te convierten los pensamientos.

Mi peque ya tiene tres meses y sigo sintiéndome incapaz de organizarme. A veces me quedo pensando, intentando recordar qué estoy haciendo en la cocina con la niña en brazos. Hasta que unos segundos después unas gotas calientes que recorren mi brazo me recuerdan que mi destino no era la cocina, sino su habitación y que tenía que cambiarle el pañal. En ocasiones me encuentro dando vueltas en la sala buscando mi teléfono para contestar un mensaje en el whatsapp que me escribió mi mejor amiga tres días antes, hasta que me doy cuenta que llevo el celular en la mano.

image

Casi a diario me encuentro incapaz de traducir en palabras todo lo que tengo en la cabeza: hay que comprar pañales, tengo que guardar en la nevera la leche que me extraje en el trabajo, no hemos pagado la luz, el carro está sin gasolina, tengo un conference call a las 12, tengo que limpiar el baño, mi bebé ya se ríe a carcajadas... Y entonces me sale algo así como: hay que comprar leche en el trabajo, tengo que guardar los pañales en la nevera, no hemos pagado la gasolina y el carro está sin luz, tengo un conference call en el baño y tengo que limpiar a las 12, mi bebé ya se ríe a carcajadas...

Creo que esto solo lo entienden las madres y los que con ella han vivido este hermoso caos de la maternidad. Hace unos días un compañero de trabajo intentó consolarme y me dijo: "no te preocupes, a mi esposa le tomó solo un año volver a ser ella misma".

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
Raquel rakelfm85@hotmail.com5 d marzo d 2014 a las 16:12 (UTC)
Cuánta razón tienes cuñáá!!! A mi todavía me pasa y ya ha pasado un año!!! Madre mía!!! Yo lo llamo el Alzheimer de la embarazada!!! Jajajajaja!!!
claudia Claudiauribe83@gmail.com4 d marzo d 2014 a las 17:53 (UTC)
Me encantan estas historias de mujeres reales que admiro, pero que siempre salen adelante. Un beso
aKf-66OK
Susana Bolufer3 d marzo d 2014 a las 16:38 (UTC)
Que bonita historia!! Y que dificil es ser mujer y madreeeeee

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia