La procedencia del término “freaky” según Coca-Cola Zero

  • 19/02/2014
  • 0

Todos los días se escucha la palabra friky, friqui o más correctamente escrita freaky, por todas partes. A la gente le encanta decirlo: “Mi vecino es un freaky”, “¡No seas friqui!”, “¡Qué friky eres!”. La suelen usar cuando alguien tiene un comportamiento extraño, casi como de otro mundo, que no se ajusta a los cánones de comportamiento social establecidos como normales. Y también para esa gente rarita que tiene aficiones extrañas, como por ejemplo Leonardo Raya, que habla con su planta y tiene una tarántula como mascota.

 

¿Pero qué significa exactamente la palabra freaky? ¿De dónde procede realmente su origen? ¿Cuándo se empezó a emplear por primera vez? Todas estas respuestas las tienen los listillos de Coca-Cola Zero, que todas las semanas se dedican a descifrar misterios, aclarar orígenes dudosos de ciertos acontecimientos y desenmascarar leyendas urbanas de poca credibilidad, para que todo el mundo conozca la historia auténtica.

 

Y ésta por lo visto empezó en 1932, con el estreno de una película de Tod Browning, que retrataba el mundo del circo en la época de la gran depresión en Estados Unidos. Y al contrario que sucede ahora, por aquel entonces, las atracciones circenses de más éxito no eran los payasos o la doma de leones, ni tampoco los trapecistas. La actuación estelar estaba formada por un tipo de extrañas criaturas que por su raro aspecto hacían las delicias del público y llenaban los aforos.

 

Si te apetece conocer muchos más detalles sobre estas criaturas extrañas, cómo eran realmente, a qué se dedicaban y por qué la gente experimentaba una mezcla de terror y diversión al verlas, entra en la web de Zerolistillos de Coca Cola y tendrás toda la información sobre el origen de los freakys, y otras muchas historias auténticas más.

el origen de los freakys

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia