Consumo del aspartamo en España

El aspartamo es un edulcorante que otorga a los productos muy pocas calorías por su elevada capacidad de endulzar, convirtiendo a los productos alimenticios en bajos o sin calorías. Se utiliza en el mundo para sustituir al azúcar en más de 5.000 tipos de alimentos y bebidas. Esta sustancia fue descubierta por una multinacional farmacéutica americana en 1965, pero no fue hasta 1981 cuando la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos, la FDA, aprobó el consumo diario de productos elaborados con aspartamo.

 

Este aditivo alimentario, que empezó a comercializarse en 1985 por la compañía química Monsanto, es quizás uno de los más estudiados y analizados a lo largo de los años. Ha sido revisado por autoridades de todo el mundo, llegando todas a la misma conclusión: el aspartamo es un producto que no genera problemas para la salud y tampoco afecta a los niveles de glucosa en la sangre, por este motivo, además, hay un colectivo de personas que lo consumen muy frecuentemente como son los diabéticos.

 

En Europa, el aspartamo lleva más de 25 años utilizándose de forma completamente segura. Tanto es así, que su composición y la seguridad que debe garantizar para su apto consumo han sido estudiadas y ratificadas en numerosas ocasiones por el Comité Científico de la Alimentación desde 1984. Además, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha vuelto a confirmar la seguridad del aspartamo en 2006, 2009, 2010, 2011 y con una nueva validación de su seguridad a finales de 2013.

 

Actualmente en España el aspartamo está presente en numerosos productos light o zero y también en los dietéticos como postres, cereales, dulces o bebidas gaseosas. Todos estos alimentos deben especificar en su etiqueta los ingredientes que han sido utilizados en su composición, incluido el aspartamo, con el fin de dar una información veraz al consumidor del bajo aporte calórico de los mismos.

 

El uso de edulcorantes en la elaboración de productos alimenticios no es nada nuevo y los profesionales del sector siguen investigando de manera constante sus propiedades para optimizar al máximo sus cualidades; no sólo con respecto al sabor sino también en cuanto al resto de sus características.

 

Tomar alimentos dulces con total seguridad es posible gracias a estos investigadores que trabajan para que la calidad de los edulcorantes sea cada vez mayor.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia