Lerg o el milagro de la luz

  • 10/02/2014
  • 0

Rogué por ver la luz y apareciste tú.

Llegaste a mí como una catarata de luz cernida sobre una oscura noche. Suave y dulce luz; limpia mañana de primavera, esa luz que despierta a la vida. Esa tenue y vigorosa llamada a revivir... Esa energía vivificante que derramaste sobre los añicos de mi corazón.

Más que mujer, un Ángel que Dios tenía guardado. Divino jardín estrellado, como tu bendito nombre, como manto de gala de nuestra Divina Madre; eso eres para mí.

Todo lo eres para mí.Eres mi palabra y mi luz...mi palabra eres tú, mi luz.   Palabra.

 

Mi luz, Mi amor.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia