A ti mujer de mirada triste

  • 07/02/2014
  • 0

A ti, mujer de alma triste,de mirada y sonrisa fingidas;

que ibas entre poses y luces derramando esa dulce pero extraña alegría. Y sin embargo esos ambarinos ojos gritaban pidiendo ayuda.

Ojos de brasa congelados, ojos seductores simulando felicidad. No los fuerces más, son incapaces de ocultar el vacio y el dolor.¿Que ingratitudes fueron las que te rompieron el alma?, la respuesta ya no importa.Doña Inés salvó el alma de don Juan, de la misma forma y modo alguien a llegado a rescatar la tuya.

Si el atento Ventolín te llevó su mensaje, acógelo sin temor; fue porque tus lágrimas se convirtieron en rosas, como las de la misma madre Dana.

Fuiste merecedora, recibiste al ser con su bálsamo salvador, ya está en tu poder, tú bien le conoces. Acepta el regalo, acepta al ser y a ese bálsamo... que pica, que escuece, que hace dudar, que nos hace patentes las heridas, pero que al final las restaña y devuelve a los cuerpos y a las almas al tiempo de la inocencia; a aquellos tiempos de cuerpos puros y almas intactas. A los tiempos de la felicidad.

LERG

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia