¿Abrasas gratis?

  • 16/01/2014
  • 1

He perdido mi tarjeta sanitaria y todo empieza a arder. Burgos y España. Arde como mi estómago tras la indigestión, como la zarza que le habló a aquel profeta, como los bosques, como la infusión, como las manos de los proxenetas. Fuego que nace del quemado, del humillado, del cansancio, de la derrota aparente, del nada que perder, del merecemos algo mejor, del no hay dolor; del vuelva usted mañana, del nos vemos en las plazas, del no necesito coraza "yo vengo a ofrecer mi corazón".Y mi cuerpo legal sobre el que decido y por el que lucho y que nada envidia al de ustedes, deteriorado, anacrónico, casposo, parcheado y con sobrepeso. Sobrepeso de la Ley.

 

 

 

 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat30 d octubre d 2014 a las 14:21 (UTC)
La situación que describes, mas o menos, ha sido siempre una constante en este extraño mundo en que vivimos.
Ten paciencia y persevera.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia