Tipos de seres que viven en el espacio

Los hay de todo tipo. Sus formas varían según la especie a la que pertecen. La imagen que el cine había instalado en nuestra cabeza no es tan real. No todos los extraterrestres son de color verde. Según Jader U. Pereira, hay varias especies.

Hilary Evans ya explicó en ‘Visions, Aparitions and Alien Visitors que los extraterrestres son especies “bípedas, tienen cabeza, tronco y extremidades dispuestos en general como los nuestros”. Y añadió: “en su conducta también las entidades no son acentuadamente diferentes de los humanos; pero así como sus vehículos son capaces de superar cuanto nosotros podamos poner en los cielos, sus ocupantes tienen aptitudes que los humanos no podemos igualar, como deslizarse por el suelo, usar la comunicación extrasensorial”. Pereira, reconocido ufólogo, fue más allá.

Estudió más de 200 casos creíbles sobre encuentros con extraterrestres, estableciendo quince tipologías básicas relacionadas con estos seres. A su vez, los dividió en tres clases.

alienigenas

El primer grupo abarca a aquellos extraterrestres que miden entre 80 y 140 centímetros. La primera tipología de la que habla Pereira describe a seres que se parecen bastante a los niños. Tienen la piel de color claro, los ojos iguales a los nuestros y rasgos faciales muy definidos. Además, tienen pelo y suelen ir vestidos con largas túnicas de colores oscuros.

Los de tipo dos son seres con una cabeza similar a la nuestra. Son calvos y de ojos redondos. De comportamiento esquivo pero no agresivo, tienen una boca pequeña y un mentón prominente.

La tercera tipología de esta clase habla de criaturas de baja estatura. A pesar de tener una gran cabeza, la boca es sustituida por un pequeño orificio. Al igual que los de tipo dos poseen un mentón puntiagudo.

Los pertenecientes al tipo cuatro son seres diferentes a los ya descritos. Están cubiertos totalmente de vello y sus ojos son totalmente redondos. Nada que ver con los de tipo cinco. Estos extraterrestres usarían un casco sellado, por lo que no podrían respirar el oxígeno de nuestra atmósfera. Han sido vistos en pocas ocasiones. En ninguna de ellas se les pudo reconocer el rostro. La tipología número seis remite a  criaturas de un solo ojo ataviadas con ropas metálicas.

extraterrestres 

La segunda clase cita a seres con un tamaño superior, entre los 150 y 180 centímetros. Aquí se encuentran los humanoides. Seres alienígenas de apariencia humana integrados en nuestra sociedad y que han aprendido a vivir como nosotros.

Los conocidísimos hombres verdes también están esta segunda clase. Tienen la piel verdosa, manos de sólo cuatro dedos, cejas de gran espesor y su cara estaría cubierta por una máscara.

Agresivos y con tendencia a las abducciones de sus víctimas, esta es otra tipología enclavada en esta clase. Irían provistos de casco, varias luces en el pecho y calzarían botas de pequeño tamaño. Además, portarían una especie de bastón con el que aturdirían a sus víctimas.

Dos o tres metros de altura. Esta es la característica principal de los extraterrestres de tercera clase. La primera tipología atañe, según Pereira, a seres de cabello rubio y muy largo. De torso robusto y gran fortaleza, han sido vistos en Brasil y Argentina. Otro tipo son los de seres de cabeza muy redonda e indumentaria brillante combinada con una especie de mochila a la espalda.

Por último, los extraterrestres de tres metros de altura. Su único equipamiento sería una escafandra metálica. Los encuentros que se han tenido con estos alienígenas no son cuantiosos. Los pocos casos que se conocen apuntan a seres amistosos.

Pereira no incluye en su clasificación a una de las especies de las que más se ha hablado: los grises. Cuentan con una complexión corporal frágil, poseen cuatro dedos, cabeza en forma de pera invertida y ojos muy grandes.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia