El año del Maestro Armero y otras excusas.

"Si haces de la solución de tu problema, la mayor preocupación de quien te lo está causando, desaparecerán problema y causante." El Bienestar y la Deuda no son malos. Malo es no tener dinero para pagarlos.

Mientras transcurre el año, los años más bien,  decenas, cientos y miles de millones de euros pasan de primera plana, al olvido del cajón del Maestro Armero en .un prodigio de higiene doméstica.Recordar las cifras es lo de menos, pero ver como las cajas, por obra y gracia de Los Mercados, pasaron de "valer" cientos de miles de millones de euros, a valores negativos, es una excelente muestra de prestidigitación económica.¡Ale hop! Vendemos Novagalicia por mil millones y a presumir de la mayor operacion financiera de la Comunidad Gallega. Claro que nadie parece recordar lo que nos costó el paso de infinito a cero, la atención en planta, la UCI y la autopsia. Pecata minuta señores, que paga el Maestro Armero.Los Mercados, la escasa demanda, las economías emergentes,las marcas blancas, los low cost, la corrupción, los activos tóxicos, el hambre o el paro, y por supuesto la falta de competitividad, han sido algunas de las excusas esgrimidas para tanta intervención quirurgica.Claro que las facturas no se pagan con excusas, sino con euros. Esos que se nos van y desaparecen todos los días y a todas horas.Fagor, Panrico,el sector naval, Pescanova, Iberia, las preferentes, los desahucios, la sanidad, la educación han pasado de los gritos al silencio. De la indignación a la atrofia colectiva, mientra el Maestro Armero, más conocido por Deuda, engorda sin cesar y a la chita callando. Pero el San Martín de este cerdo, o cerda, no es seguir cebándolo con deudas, sino con euros, hasta que muera por anorexia de números rojos. El valor seguro del piso, la casa o el trabajo se nos ha ido `por las alcantarillas como el agua entre las manos. Despues de tanto impuesto, tanto recorte, ayuda, donativo, rescate y ajuste hemos cambiado el lacito de rigor por la soga al cuello para tener menos de todo lo bueno y más de todo lo malo, para valer menos y ¡cómo no! deber más.La última es el déficit de tarifa, casi treinta mil millones de nada, de los que sacamos unos pocos de debajo de la alfombra para que no cunda el pánico. Da lo mismo que lo mismo da, si no los pagamos con el recibo, los pagaremos como todo lo demás: con un nuevo agujero que tapar.Si en lugar de pasar la patata caliente de la Deuda o meterla debajo de la alfombra (que ya parece el Mont Blanc) comenzáramos a generar ingresos no impositivos que nos permitan frenarla y empezar a pagarla, el cuento cambiaría radicalmente, con una reactivación económica sin precedentes, creando empleo, sin tocar impuestos, sin recortes, ayudas, rescates  y por supuesto sin un céntimo de deuda.Porque, sepan amigos:  lo peor que se puede hacer a un usurero, es demostrarle que no necesitamos su dinero."Cuando hagas de la solucion de tu problema, la mayor procupación de quien te lo está causando, desaparecerán problema y causante"Si nuestro problema es no tener dinero y una deuda creciente;  empezar a tenerlo y parar la deuda, es la solución.La manera de conseguirlo existe. Se llama Convenio de Reactivacion Acelerada.Muy pronto en Monforte de Lemos haremos una demostración pública y pondremos en práctica el teorema adjunto.

teorcra

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia