Soy hijo de emigrantes

  • 13/12/2013
  • 2

En los comienzos de la decada de los 60 mis padres, como tantos y tantos españoles, decidieron marchar a un pais, que les ofreciera un futuro, que en el suyo no encontrarian jamas. Y Alemania los recibiria como a otros muchos.

Las necesidades, la falta de expectativas, el subdesarrollo en el que se encontraba el pais, debido a su retraso en todos los campos, generado por una posguerra y las sucesivas politicas economicas, sociales y culturales, propias de una dictadura, , generaron que España se encontrara descolgada, del resto de los paises de nuestro entorno.

Pero para ese gobierno, esta emigracion en vez de suponer una gran perdida para el pais, tendran varios aspectos muy positivos.

Por un lado supondria la desaparicion de la gran masa de trabajadores que se encontraban sin empleo, aunque en aquellos momentos las lista de desempleo, brillaba por su ausencia ( no existia el paro, todo el mundo trabajaba).

En segundo lugar y lo mas importante, el volumen de divisas que entraba en el pais, gracias a los españoles que trabajaban fuera de él, sera de gran consideracion, lo que permitira al regimen realizar ese tan cacareado "desarrollo de los 60", esgrimiendolo como un logro de su magnifica politica economica y social encaminada al bienestar de "todos" los españoles.

Por lo que las aspiraciones de tantos españoles de encontrar un trabajo o mejorar su situacion fuera de nuestras fronteras, sera aprobechado como siempre, por los politicos de turno. Aunque suponga desarraigo de la tierra, la cultura, las costumbres....

Y lo que realmente me duele, es que pasados 40 años, la situacion se repite. Circunstancias que estan empujando a tantos a buscar otros horizontes, aunque esto suponga como antes, romper con toda una vida.

Estamos de acuerdo, que hay que buscar un trabajo para vivir donde sea, ¿pero el precio que vamos a pagar, no es elevado?.

Parece que nunca queremos aprender nada de la historia y como se dice, esta se vuelve a repetir, pero deberiamos habernos preparado.

Hay mucho "iluminado" que dice en los foros sociales y en los medios de comunicacion, " que no pasa nada", " que la juventud y los que no lo son, deben de salir y buscar trabajo fuera", " que eso enriquece", " que ya lo hicieron nuestros padres y no les paso nada"...

Pues eso, fueron nuestros padres, los mismos que si les preguntas por su estancia en ese pais extranjero, te contestaran con una mirada triste, que fueron bien recibidos , " !!!! ..... pero que como mi España, ná...!!!.

Esos defensores de la emigracion forzosa, no de la voluntaria ( que me parece fantastica), que es con la que nos estamos encontrando hoy, deberian plantearse marcharse ellos, como aconsejan y que dejaran los sillones y trabajos (que seran mas de uno) tan comodos y bien remunerados a alguno de esos jovenes que se ven forzados a marcharse a pesar de su gran preparacion.

Y a los no tan jovenes.

NO QUEREMOS MARCHARNOS A LA FUERZA de esta dura, ingrata, pero a la vez tan querida España.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat28 d diciembre d 2014 a las 20:58 (UTC)
Te deseo toda la felicidad para el 2015.
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat23 d octubre d 2014 a las 11:13 (UTC)
Muy entrañable y emotivo tu sincero artículo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia