PP y PSOE, a la reconquista de su electorado tradicional de cara a las europeas

Las elecciones europeas, las primeras a nivel nacional desde 2011, supondrán una toma de temperatura al electorado español que se presenta en los sondeos cada vez más alejado de los dos grandes partidos. Pese a que ninguno de ellos ha desvelado su cabeza de lista ni fecha para la nominación, ya han comenzado con una estrategia que pasa por movilizar a su electorado tradicional, que es quien vota en este tipo de comicios marcados históricamente por la abstención. En la última consulta europea, en junio de 2009, ésta ascendió al 55,1%, un dato que en 2014 podría ser superior al 60% sustentada en un voto de castigo a la clase política.

Desde Génova creen que todavía no ha llegado la hora de rendir cuentas por su gestión -“hasta después de la legislatura no toca", ha dicho Carlos Floriano. Lo cierto es que la reacción de sus votantes dice lo contrario. Desde las generales de 2011, la intención de voto del PP ha caído del 44% al 34%, según el CIS. Esta distancia se antoja irreconciliable entre los votantes más conservadores que han visto una traición en la gestión de la política antiterrorista del Gobierno y en el incumplimiento del programa electoral en materia fiscal.

Las últimas leyes promulgadas por el Gobierno podrían ser la llave para reconducir a ese sector descontento de cara a las europeas. Entre ellas, la polémica Ley de Seguridad que tipifica nuevos delitos y endurece las penas por determinadas conductas ciudadanas de protesta, además de la promesa de que antes de fin de año se tramitará la reforma de la ley del aborto que sustituye la actual ley de plazos por una de supuestos. En este sentido, el grupo popular en el Senado ha presentado una enmienda al proyecto de Presupuestos del Estado para que los condenados por terrorismo no reciban subsidio por desempleo si no muestran arrepentimiento y piden perdón a las víctimas.

gallardon-margallo-rajoy-beevoz-marta-casal-moncloa

Con todo, el PP intenta alejar el foco de los comicios de la figura de Mariano Rajoy y evitar que se conviertan en un plebiscito a su liderazgo. “Más Europa es más España”, es el eslogan de los populares de cara a las europeas, en un evidente intento de descontextualizar los comicios del ruedo político español. Sin embargo, el desgaste sufrido por el gobierno en sus dos años de mandato hacen inevitable interpretar los resultados como una censura a sus políticas.

Rubalcaba confía en la victoria

Precisamente en quebrar la figura del PP y de su líder, se centra la campaña de los socialistas. Rubalcaba se muestra confiado en que “ganarán aunque por poco”. Un mérito que atribuye a los resultados obtenidos de la Conferencia Política de noviembre de la que, según avanzaba la vicesecretaria socialista Elena Valenciano, saldría un PSOE “más rojo”.

En ella entonaron el mea culpa por la actuación en política económica de su anterior gobierno y establecieron los mimbres de un programa político basado en un giro a la izquierda. Este rearme ideológico pasa por la ruptura de acuerdos con la Santa Sede, la modificación del sistema fiscal para que paguen los más ricos, la derogación de la reforma laboral y el apoyo incondicional a las mareas y plataformas que protestan contra las reformas sanitaria y educativa del actual Gobierno.

Con la convicción de que la caída libre que el PSOE inició en las municipales de 2011 ya ha tocado fondo, Rubalcaba se muestra optimista de cara a las europeas y garantiza que “hará todo lo posible” para ganarlas. A pesar de que las primarias abiertas en el PSOE se programarán lo más probable para el próximo otoño, el hecho de que el secretario general de los socialistas no haya descartado su candidatura para las mismas abre la posibilidad de que enfoque las elecciones como un escenario de prueba para calibrar sus oportunidades a las generales de 2015.

 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ1 d marzo d 2015 a las 07:45 (UTC)
Evidentemente... ninguno contó con el cansancio de la población y dieron entrada a posibilidades seguramente no queridas por ninguno. Descenso de voto que puede ir en considerable aumento. ¡Se lo ganaron a pulso! La corrupción, la sensación de que sólo "viven bien" ellos, nuestros teóricos representantes, hicieron lo demás.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia