Ida

Hay juegos de ida y vuelta, de acción y consecuencia; pero lo nuestro se alargó hasta lo históricamente probable...el TIEMPO EXTRA, mas no penales.

IDA

Quien pensaría que nos iríamos a tiempo extra; un juego alargado por la corta edad, a veces estrecho por la gran inexperiencia, ni tu Courtua ni mi Valdés, ni tu Villa ni mi Messi: cuestiones del destino, o mejor aún, del arbitraje tan mal pagado en estos tiempos nos llevan a arrebatarnos la media cancha, donde mis marrulladas son incapaces de detener al menos un poco de tu tiempo.

¿En qué momento inició la temporada? ¿Cabe la posibilidad de un derbi? Vamos empatados en puntos, pero tú llevas más goles en el inconsciente. El partido no lo darán por la tele, ni será transmitido, ni siquiera, en am.  Tal vez sea sólo una significación, un alboroto, un grito del presente que paulatinamente va acomodándose en el pasado.

El estadio está vetado, tus hinchas inflaron demasiado el miedo de los míos.  Entonces salimos de los túneles, un silencio irregular moja el césped de lo que prometía ser un juego rápido, vertical: nada de tiqui-taca, todo a cien, balón al hueco de tu boca, rechazo con los puños: el balón fuera de tu área. Puede que nos miráramos, un brillo angustioso por el tiempo, el famoso fuego fatuo incendiando mi mirada.

Qué largo despeje, mato con el pecho el destino del balón, cuando siento que es el inicio de una llegada, tus malditas piernas me distraen, pero pre-siento tu barrida: ¡qué sanguinaria entrada! La número cinco se va por banda y ni amarilla ni morada… ¡de qué se trata!

El aire nos empieza a faltar, mira que si estás buena cuando sudas, mira si que estoy a punto del delirio, mejor que llegue el medio tiempo: aprovecho para pensar un poco en lo que te echaré de más.

Los vestidores son fríos, es mejor compartirlos, como se hace con el verano y a veces con el invierno: tú de un lado yo del otro, tú arriba, yo abajo, tú delante, yo detrás…ha sonado el silbato, es tiempo de regresar al campo… muy poquito, es cierto, dura la eternidad (thanks Sabina).

No había notado, o tal vez si, tus extraordinarios muslos, ¡vaya cosa más bonita! Grita el destino, ¡vaya desgracia más divina! Contesta la rutina. No puedo continuar, no quiero competir, tú ganas el abandono y mi ruina es tuya, y todo lo demás también (gracias Calamaro).

 

En espera de la Vuelta...próximamente

 

 

 

 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
IMG_20140131_215702
Sary Gartxia López25 d abril d 2014 a las 17:09 (UTC)
vuelta ya! :)))

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia