La movida madrileña. (la gente del rock en los 80)

La movida madrileña intentaba atraer tendencias a una sociedad atrasada con respecto a sus vecinos europeos.

A principios de la transición, la sociedad española al completo estaba en una constante ebullición de ideas y alternativas ante las nuevas perspectivas que se abrían ante ellos. En el plano cultural apareció ese movimiento conocido como la movida madrileña que se extendió también a otras grandes ciudades como Barcelona.

movida-madrileña

El barrio de Malasaña, Radio 3, la plaza del 2 de Mayo, el “viejo profesor” Tierno Galván, el Rock-Ola, Pedro Almodóvar, Nacha Pop, la Bola de cristal o Alaska son nombres que irremediablemente han quedado unidos a este movimiento y a la década de los 80 que intentaba traer las nuevas tendencias en una sociedad atrasada culturalmente respecto a sus vecinos europeos.

Pero ya en los últimos años del franquismo otro movimiento musical se fraguaba en los barrios de las grandes ciudades. Eran la gente del rock, del hard rock y del heavy metal. Con sus melenas y sus chupas de cuero jovencísimos músicos se juntaban, generalmente en los barrios obreros de las grandes ciudades para tocar y emular a sus ídolos del extranjero. Grupos como Asfalto, Topo, Leño, Ñu, Obús, Barón Rojo, Panzer o Niágara comenzaban a escribir la historia del rock en este país. Conocidos locutores de radio que aún hoy continúan en las ondas como Juan Pablo Ordúñez “El Pirata” o Mariscal Romero eran las voces de este movimiento, y sellos como Chapa, Zafiro o Barrabás sacaban las principales referencias de estos artistas. En Vallecas, la Elipa o San Blas crecía el movimiento, salas como Canciller y personajes como la “Abuela del Rock” se convertirían más tarde en mitos y referencia. Mientras la movida nacía y comenzaba su auge y esplendor Obús y Barón Rojo llenaban el Pabellón del Real Madrid, algo que se antoja impensable en la actualidad para grupos alejados de la comercialidad.

movida_madrileña

El boom de los grupos de la movida madrileña, con su pop y modernidad, fue apartando de la escena a los viejos rockeros y sus nombres se perdieron en la memoria, cayendo aun más en el olvido cuando a principios de los 90 llegaba el movimiento “grunge”.

A mediados y finales de los 90 hubo un resurgir de la escena y podemos volver a encontrar personajes de la época; algunos se reconvirtieron como Carlos Pina vocalista de Panzer y actualmente locutor de Radio 3, otros desaparecieron y han vuelto a recordar viejos tiempos tras años de ausencia como Julio Castejón (Asfalto) y otros se han mantenido todos estos años como los incansables Barón Rojo y Obús, el carismático José Carlos Molina al frente de Ñu o el mítico Rosendo considerado el padre del rock urbano, estilo tan peculiar en nuestro país, que a pesar del paso del tiempo cada vez más seguidores parece tener. Y precisamente han sido los principales referentes de este estilo en la actualidad los que han conseguido después de 20 años volver a llenar plazas de toros y pabellones deportivos.

El paso del tiempo parece haber olvidado a esos músicos paralelos a la movida, la gente de la “otra” movida parece ser un recuerdo exclusivo de la gente que vive en el mundillo del rock, pero a pesar de todo resistieron el paso del tiempo y ahí siguen y probablemente sigan dando mucha guerra, o más bien haciendo mucho ruido. Como ellos dicen “Los viejos rockeros nunca mueren”.

Multitud de grupos referencia fundamental tanto de la movida madrileña como del rock de los 80 no han sido nombrados pero si lo fuesen necesitaríamos folios y folios para al menos recoger lo más representativo.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia