Un día cualquiera

  • 22/11/2013
  • 2

 

El café se amarga escuchando las noticias

Palabras inconexas tras una fría pantalla

Amparadas en la boca de periodista

Manejan tus pensamientos

Influyen en tu vida

Nace incertidumbre ante la nueva guerra concebida

Recónditos lugares donde la metralla convive con la vida

Hambruna en tierras cargadas de magia.

 

Pulcra imagen maquillada que te narra la vida

Disfraz para una sociedad conformista

Perfilados labios con las frases que quieren que oigas

políticos                      religiosos        multinacionales

Avariciosos gobernantes de turno.

 

Perdido humo del cigarro junto al último sorbo de café

Sales a la calle un día más a buscar pan para los tuyos

En el camino se olvida todo lo escuchado.

 

 Xesca Almécija

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat21 d octubre d 2014 a las 14:45 (UTC)
Has sacrificado lo que podría ser un extenso poema, habiéndolo limitado por sinceridad, a la réplica que tu conciencia ha ido dando a cada una de las noticias que has ido oyendo mientras tomabas un café.
Ante tanta sensibilidad, no creo que realmente olvidases tan rápidamente lo escuchado..
Magnifico esbozo literario.
_beevo
Esperanza Mancheño29 d agosto d 2014 a las 20:18 (UTC)
Que bonito.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia