Esgrima: Deporte de caballeros

Deporte de minorías que poco a poco va alcanzando una inusual afición entre los más clásicos y las nuevas generaciones

Entre estoques de florete, sable o espada resolvían antaño sus diferencias los más ilustres caballeros. Con el devenir del tiempo y el asentamiento de la cordura para llegar a resolver los peores litigios, los lances entre espadachines se transformaron en un bello arte y competitivo y espectacular deporte: la esgrima.

Las armas blancas han sido usadas desde la antigüedad, pero será desde la edad media que la espada es considerada como la más noble herramienta de guerra de los caballeros.

La llegada de las armas de fuego desplazarían poco a poco las espadas comenzándose a utilizar como instrumento para la actividad deportiva, y la competición, quedando como uso residual aunque más frecuente de lo que se imagina, como arma apropiada para los duelos, hasta que éstos fueron prohibidos.

En el siglo XV, en España, aparecen los primeros tratados que establecen las pautas para el ejercicio de esta actividad: "La verdadera esgrima" (1472) de J. Pons y "El manejo de las armas de combate" (1473) de P. de la Torre.

Espada[1]

En el siglo XVI se introduce en Italia, y el estoque y la técnica italiana se popularizaron en Europa, especialmente en Inglaterra y Francia, este último pais inventaría el florete y comienzan a forjarse los diferentes estilos.

Sobre los finales del siglo XIX, aparecen en América maestros europeos, especialmente españoles, franceses e italianos, que comienzan a enseñar el arte de la esgrima, con lo que se inician exhibiciones de competidores locales.

En los Juegos Olímpicos de París y Ámsterdam, se implanta como deporte olímpico, de momento exhibición.

esgrima

En la esgrima moderna se usan tres armas: florete, espada y sable. Fabricadas con acero templado, cada una tiene una longitud máxima de hoja de alrededor de 89 cm; el peso máximo para florete y sable es de alrededor de 500 g y para espada alrededor de 770 g.

Los mangos o empuñaduras para florete y espada varían y se eligen dependiendo de preferencias individuales; de este modo el mango francés es más curvo y con un pomo en el final, mientras que el italiano tiene una barra cruzada y una banda sobre la muñeca.

Todo un universo de maestros, técnica y competiciones oficiales entorno a un deporte aún considerado como el más noble.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia