Oscuras leyendas de famosos dibujos

Algunos de los dibujos más conocidos de la actualidad tienen un origen oscuro que ofrecemos a continuación. Podrían considerarse leyendas urbanas pero como tales, algo de cierto pueden tener. Sorpréndete con lo que encierran muchos de estos dibujos.

Pasemos a ver, caso por caso, algunos de los sorprendentes orígenes e historias que encierran algunos de los dibujos más populares en nuestra vida.

Super Campeones: La famosa serie japones de los años 80 contaba la historia de ´Oliver Atom´ y sus amigos persiguiendo el objetivo de proclamarse campeones del mundo de fútbol.

La leyenda cuanta que el útlimo capítulo, que se emitió una sola vez, tuvo un trágico final. En él, Oliver al disputar con la selección de Japón, la final de la Copa del Mundo ante Brasil, despierta del sueño que ha sido toda la serie para indicarle a su madre que ha estado soñando con que iba a ganr un Mundial y su madre le abraza y levanta de la cama del hospital en el que está ingresado para que el espectador compruebe que le faltan las piernas.

Y es que la serie comienza con un primer capítulo llamado Un gran sueño, en el que Oliver casi es atropellado por un camión y se salva gracias a su balón. Aparentemente toda la serie habría transcurrido en el sueño de Oliver, quien pierde las piernas al ser atropellado por un camión.

arnold

¡Oye, Arnold!: Se cuenta que es una historia basada en echos reales. En concreto la de una niña, llamada Helga, internada en un psiquiátrico ruso que se vendió a los productores de la serie.

Esta niña era problemática en la escuela y su mejor amigo era Arnold hasta que él se cansó de ella y quiso alejarse de ella. Pero Helga nunca lo quiso permitir y se convirtió en su pesadilla persiguiéndolo a todos los lugares posibles hasta que hubo que internarla de nuevo en un centro con transtornos mentales más serios. Incluos de allí se escapó cortándose una mano para que le llevasen al hospital y poder fugarse para encontrar a Arnold aunque de camino en su fuga falleció desangrada.

El Rey León: También basada en la historia real de un niño que contempla como su tío mata a su padre para quedarse con él y su madre, motivo por el cual huye a Nueva York (la jungla) para crecer en la calle y vivir con vagabundos con adicciones (Pumba y Timón) que le llevan casi a la muerte por sobredosis en cuya agonía pudo hablar con su padre cuya conversación le hizo enderezar su vida e ir en busca de su madre para desprenderla de su tío.

hellokitty

Hello Kitty: Yuko Shimizu tenía una hija de 14 años con cancer en la boca. La madre decidió realizar un pacto con el diablo por el cual ella se comprometía a fabricar una marca que se haría famosa en el mundo a cambio de salvar a su hija. Por este motivo, Hello Kitty (Hola en inglés y Diablo en japonés) no tiene boca

Aladdín: Una de las canciones de la banda sonora de la película posee un mensaje oculto. En el tema que se oye cuando el protagonista entra a ver a su amada a su habitación y tropieza con el tigre, se escucha en susurros cuando se quita el turbante: "Good teenagers, take off your clothes" cuya traducción es  "Buanas jovencitas, quítense la ropa".

sirenita

La sirenita: Parece ser que uno de los diseñadores de Disney iba a ser despedido tras esta producción y él mismo lo sabía. Por ello, decidió tomarse la venganza por su cuenta y crear una torre o columna del castillo que aparece al fondo de la portada de la película con forma de falo. Cuando las autoridades de Disney vieron ese diseño, mandaron crear otra carátula pero esta ya se había hecho conocida entre el público.

Rugrats: Se dice que los bebés de esta serie animada son una fantasía, de la antagonista del personaje principal, ´Angélica´. Ellos no existen y en realidad son una creación mental como herramienta a superar el desamor de sus padres.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia