En el futuro la impresión 3D será imprescindible para la fotografía

La impresión 3D aspira a revolucionar muchos aspectos de nuestra vida. ¿Quizás sea esta cámara la que nos permita captar y obtener imágenes tridimensionales en apenas minutos?

Las plataformas de crowdfunding han demostrado en múltiples ocasiones su importante papel como incubadoras de grandes proyectos. Contar con un soporte económico, pero especialmente con apoyo popular, ha conseguido que buenas iniciativas puedan llegar a término.

Sin duda alguna, Kickstarter es una de esas plataformas que ha ayudado al nacimiento de muchos proyectos creativos y originales. Hoy precisamente os queremos contar una iniciativa que logró ser un éxito en la primavera de 2013 en este sitio web, y que pretende revolucionar para siempre el mundo de la fotografía mediante la impresión 3D.

Lynx A, la cámara que tomará imágenes en 3D

Si te gusta la fotografía, seguro que conociste el proyecto de Lynx A, una cámara que permite captar fotografías al instante mediante la impresión 3D. Este sistema hará que muchos usuarios olviden en el futuro el uso de la famosa aplicación Instagram. Lynx A, de la mano de las impresoras 3D, ha llegado para quedarse, y darle otra vuelta de tuerca al mundo de la fotografía.

El proyecto fue diseñado por Chris Slaughter, un graduado de la University of Texas, que disfrutó de una estancia en Silicon Valley, donde pudo conocer de primera mano el sector de la robótica. Allí se dio cuenta que los robots procesan las imágenes que visualizan de una manera demasiado lenta.

Silicon-Valley-620x413.jpg

Y es que en fotografía, perdemos velocidad en el procesado de las imágenes con el objetivo de ganar resolución. Sin embargo, los procesadores con los que contamos actualmente son lo suficientemente eficaces como para pasar de una imagen virtual codificada a una imagen real obtenida gracias a la impresión 3D en un cortísimo período de tiempo.

Sus ideas condujeron a la creación de una startup llamada Lynx Labs. Esta compañía fue la encargada de desarrollar los primeros prototipos de las cámaras fotográficas que usan la impresión 3D, de forma que versiones mejoradas de este producto inicial serán enviadas a las personas que apoyaron la iniciativa en Kickstarter.

Las aplicaciones de estas nuevas cámaras de impresión 3D fotográfica son diversas, ya que Slaughter y su equipo plantean aumentar sus usos al sector militar (en la detección de minas antipersona u otros explosivos), la industria (mejora de documentos escaneados) o el mundo del arte.

Lynx-620x241.jpg

Por todo ello, la impresión 3D facilitará un cambio radical del mundo de la fotografía, en el que caso de que este prototipo Lynx A consiga tener éxito en el mercado. La aceptación de los usuarios, al menos en Kickstarter, promete que finalmente la novedosa cámara cuente con respaldo en las cifras de ventas.

Sin duda alguna, una buena muestra de que la impresión 3D aspira a convertirse en la auténtica revolución industrial 2.0. Su llegada a diversos sectores e industrias, como la exploración espacial, la medicina o ahora la fotografía dice mucho de su potencial a corto y medio plazo.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia