Crean un brazo de titanio para prevenir dolores de espalda

Se trata de un exoesqueleto dedicado al brazo, que permite levantar una carga de peso muy superior a la que levantaría una persona evitando que sufra la musculatura.

Una de las dolencias musculares más comunes hoy en día es el dolor de espalda. Se puede producir por muchas causas, pero entre ellas destaca la de levantar peso. El trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania podría ofrecer la solución a estos problemas, pues han creado un brazo que funciona a modo de exoesqueleto sumando fuerza a su portador. Unos anclajes a la espalda estabilizan la zona impidiendo que ésta se desequilibre y sufra. Sin embargo, lo más llamativo de la extremidad artificial es su bajo coste en comparación con otros sistemas similares.

El grupo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania han visto premiado su trabajo con el James Dyson Award, para jóvenes investigadores, debido a las oportunidades de futuro que podría generar. Este brazo de titanio estaría enfocado a ayudar a miles de trabajadores que tienen problemas de espalda constantemente por el hecho de levantar peso. No sólo permite llevar más carga y hacerlo sin que sufra la musculatura, sino que también contribuye a la rehabilitación de lesiones anteriores.

Sin embargo, la característica más llamativa del brazo de titanio es su coste y, por tanto, su precio. Los modelos de exoesqueleto que existen actualmente pueden llegar a valer hasta 100.000 dólares, mientras que la fabricación de este diseño cuesta alrededor de 2.000 dólares, una cifra que permitiría comercializarlo por menos de 10.000. Por el momento, el equipo creador dispone de los 45.000 dólares del premio, con el fin de mejorar el producto y hacer algo de marketing.

El brazo de titanio consiste en una parte metálica, que combina materiales ligeros pero fuertes, como el aluminio, y cubre la extremidad. A ésta se une otra parte acoplada a la espalda y conectada con la anterior. Consta de un sistema de frenado para controlar la carga que se levanta.

Los exoesqueletos constituyen una tecnología en ascenso, a pesar de que su comercialización se limite a un público selecto, tanto por las necesidades de éste como por su poder adquisitivo. Se trata de sistemas caros y las versiones comerciales son minoritarias. El caso del brazo de titanio destaca por la rebaja en los costes de producción, lo que permitirá teóricamente que el producto sea más asequible y, de paso, más accesible.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia