La basura de Ana Botella

  • 12/11/2013
  • 2

Un "café con leche en la Plaza Mayor". Carta a la Exma. Sra. Dña. Ana Botella «de Aznar», Alcaldesa de Madrid.

Por: Paloma González Loché

Estimada Señora:

Acepto que la suciedad, el no cuidar nuestro “hábitat” es un feo uso de la ciudadanía española que en lugar de acercarse dos metros a una papelera, tira cualquier cosa al suelo. Eso nos diferencia de los países de nuestro entorno, mucho más civilizados. 

Me encantaría invitarle a «una taza de café con leche en la Plaza Mayor» para decirle entre otras cosas lo siguiente y cara a cara. 

Los trabajadores que se ocupan de recoger la basura, los que limpian nuestras calles y jardines tienen una ocupación que probablemente Vd nunca aceptaría y, sin embargo, cumplen una función de higiene y SALUBRIDAD que bien merecían un aumento de sueldo anual sin discusión. Al igual que hacen todos los diputados “convencidos de que lo merecen” aunque se escaqueen si tienen que coger tren, avión o AVE antes de que terminen sus horarios cuando hay “puente” para volver con sus familias pues, como todo hijo de vecino, quieren “conciliar su vida laboral y familiar”.   

Mire Vd, señora. Hasta su llegada no se IMPUSO un impuesto adicional por “basuras”. Sí, por BASURAS. Se suponía que con el IRPF que a su vez iría a la Comunidad y de ella al Ayuntamiento, esto estaba “más que contemplado”. Pero no. Asumido este “impuesto extra”, es del todo intolerable que Vd se excuse en empresas “contratadas” para prestar el servicio y sus problemas con su personal. ¡Pague! Ya recibió el dinero y en consecuencia, hágalo. Que ni una calle, lugar, plaza, jardín tengan siquiera un papel en la calle. Es su obligación y, además, recibió el dinero por adelantado. Un dinero extra, para ser más exactos. 

Le diré algo que tal vez no quiera leer, un político está al servicio ciudadano. Si, además, la ciudadanía está “pagando por estos servicios” no hay razón para escaquearse. Si, además, quiere “imputar a la mendicidad” la dificultad de la limpieza: anótese otro punto en contra. Es su deber facultar de hábitats a estas personas y declaraciones de este tipo denotan una falta de sensibilidad humana que hacen que su sola presencia resulte “antipática”. 

Sencillamente, señora… es que no da una. Eso que dicen de que con azúcar, peor. 

Su condición de «señora de…» y una suerte de apoyo conmiserativo del Partido, le hizo auparse con la Alcaldía para la cual sin duda existirían concejales más aptos. Alcaldía con la que no se habría hecho si dependiera del “voto de la ciudadanía”. Admítalo antes de que las urnas le den el revolcón por aquello de que una retirada a tiempo es una victoria. Hágase pues un favor a sí misma, al Partido que la apoyó y dimita. O bien trabaje hasta las elecciones en la forma que la ciudadanía madrileña espera.

Queremos no, exigimos un Madrid LIMPIO. Sus problemas con las casas contratadas son “su problema” y no el de los madrileños. Pague para conseguirlo pues ya cobra un impuesto extra, y repito lo de extra, para garantizar la limpieza, sin más. Fuerce para que a estos trabajadores no se les despida, sino que se les SUBA el salario. Lo merecen, mucho más que “sus” subvenciones a ABC a beneficio de inventario.

Terminado el café en la Plaza Mayor, buenas tardes y ¡tome nota!

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ29 d septiembre d 2014 a las 18:25 (UTC)
Un comentario muy oportuno, verdaderamente, Tina. El deterioro de Madrid para lo mucho que pagamos es increíble. Pero era "más interesante" cambiar el uniforme de la policía municipal... cosa que espero no se hiciera. Un abrazo.
TINA tinaferrer1@hotmail.com29 d septiembre d 2014 a las 18:04 (UTC)
SRA BOTELLA, aparte de la suciedad, sume tambien, lo mal, que tienen las calles, para que las señoras mayores, se metan cada porrazo, como tuve la oportunidad de ver, por lo mal, que estan las baldosas, en la PLAZA MAYOR, y sus alrededores, y lo que les salva, es que son extranjeros, los que caen, y si no se hacen nada, no denuncian, pero deberian hacerlo, pues se lo tienen merecido.
Es de verguenza, la CAPITAL de ESPAÑA, y en este estado. Estuve a punto de caer, un monton de veces, asi como mi madre, a la que no podia soltar del brazo, por el miedo, precisamente, de que no cayera, como otras personas. Si asi hubiera sido, yo si les hubiera denunciado.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia