Rajoy llega tarde

  • 03/11/2013
  • 0

A estas alturas, el tiempo de Rajoy ha terminado.

Por: Paloma González Loché

Llego tarde, llego tarde…— Repetía una y otra vez, reloj en mano, el Conejo de Alicia en el País de las Maravillas. Algo similar le pasa a usted. Llega tarde. Muy tarde para volver a convencer a toda una ciudadanía que un día le aupó para cumplir todo aquello prometido; procedente, en su mayoría de una “clase media” que para ustedes, los políticos, sólo cuenta en periodo preelectoral.

Me prometí ser prudente y dar un margen. Después de todo nos había salvado de un rescate tras un duro golpe en nuestros ya menguados ingresos a base de tijeretazos y recortes por un lado y otro. Seguí siendo prudente. Tal como recibieron las arcas del Estado había que actuar y lo hizo comenzando por lo más sencillo o factible a corto plazo: ¡acogotar a la clase media y al funcionariado! Y seguimos esperando nuevos recortes que ya alcanzaran a la nueva “oligarquía” española: ustedes, la clase política. Tenía una poderosa mayoría absoluta para actuar.

Bajó el riesgo y su prima. Y ustedes “encantados de haberse conocido” festejaban la nueva credibilidad de España, volviendo a acudir a la famosa “deuda” cuyos intereses ahogan hipotecando de nuevo a otra generación de clases medias con nuevas emisiones, eso sí: con intereses más bajos.

Un recorte necesario estaba en la SANIDAD. Era evidente que había abusos, que por otro lado pagábamos una «universalidad» que alcanzaba a inmigrantes ¡ya de vuelta en sus países! cuyos gastos médicos allí cubríamos en España como es el caso de miles de rumanos y otros ciudadanos de la Europa del Este al haber adquirido éstos la tarjeta Sanitaria Europea ¡con cargo a España! Evidentemente, esto se tenía que cortar.

Así mismo se puso veto al “turismo sanitario” que suponía un grave agravio comparativo pues entraban por urgencias y salían operados a costo cero, cosa que ni siquiera teníamos nosotros, la ciudadanía española, forzada a largas esperas para citas e intervenciones. Esto parecía correcto.

Se implantó el copago farmacéutico asegurando que jamás alcanzaría en ningún caso los 8 euros mensuales para pensionistas y dependiendo de la capacidad económica individual, los carentes de ingresos: parados y rentas mínimas recibirían los fármacos sin costo alguno. Hasta aquí, correcto o al menos admisible.

Lo malo es que todavía dan un paso más allá: ahora también hay que cubrir el copago de fármacos Hospitalario. ¿Copago Hospitalario? Aquí no media abuso alguno. Hay pura necesidad y es simplemente INTOLERABLE.

Los rumores crecen y es algo que tendrán que aclarar y HACERLO muy bien: ¿Qué hay de cierto respecto a que en los carísimos tratamientos oncológicos —ya necesariamente, crónicos—, la aplicación de cierta quimioterapia, o las vacunas infantiles obligatorias, tengan que ser cubiertas por la ciudadanía? Un simple 10% supone pagos de €3.000 en algunos casos. Las vacunas infantiles pueden suponer un coste de €80 euros con el agravante de que son varias en plena infancia. ¿Cuántas familias de clase media se pueden permitir tal desembolso? ACLÁRENLO porque eso supone un ATENTADO CONTRA LA SALUD PÚBLICA auspiciado por el mismo Gobierno si se confirma y no lo desmienten de inmediato.

Hablan de las subidas de las pensiones con el compromiso de que siempre irán al aumento. No hace falta ser economista y voy a dar una explicación sencilla que entendamos: si ustedes revalorizan una pensión pongamos 10€ al mes PERO autorizan la subida de productos básicos como luz, gas, aparte de la carestía anual del consumo suponiendo la pérdida de 20€ al mes, lo que finalmente hacen es REBAJAR LA PENSIÓN 10€ mensuales. Y eso es lo que está sucediendo sin necesidad de acudir a Keynes, Fisher u otros economistas.

Aún llego más lejos. Los que lleguen a jubilarse después de haber “comprado la libertad” durante 35 o 40 años, entiendo tienen pleno derecho al disfrute vitalicio de la pensión fruto de su esfuerzo, sin recortes y con plenas garantías.

Otra cosa a revisar podría ser la de aquellos prejubilados tempranos —algunos ni con 50 años de edad— que no hubiesen cotizado mínimamente 35 años; en este caso entiendo pueda existir algún tipo de restricción.

Si ya hablamos de “jubilados tempranos” —con o sin edad— cuya compra de libertad se limita a 8 años, estamos hablando directamente de ustedes: de los políticos… si se comprende la restricción en los casos de prejubilaciones anticipadas “no cotizantes” el tiempo preciso y con una esperanza de vida mayor, ¡para qué hablar de la restricción que se debe aplicar a quien cotice 8 escasos años, tenga la edad que tenga! Y es que “dedicarse a la política” no puede significar el ingreso en la Cueva de Alí Babá. Por supuesto que TENDRÁ que aplicar medidas contra esto… aunque duelan. Para eso tiene mayoría absoluta.

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia