Manifestación contra anulación doctrina parot

  • 03/11/2013
  • 0

Consideraciones respecto a lo que se perseguía en la Manifestación del 27 de Octubre de 2013.

Por: Paloma González Loché

Ésta era la historia de un evento varias veces repetido que congregó a millares de personas en una gran Plaza de Madrid, la de Colón un 27 de octubre, en la que se pedía LA JUSTICIA que la Ley, instrumento de aquella, negaba. Y es que la Ley es un instrumento de la Justicia y si ésta no se alcanza, lo que hay que cambiar es la Ley. Algo tan simple.

Se pedía no se derogase la Doctrina Parot para impedir que asesinos, como los etarras, volvieran a la calle sin cumplir sus penas por asesinatos: no por hurtar un vehículo, sino por delitos de sangre con resultado de muerte a veces hacia objetivos concretos y otras indiscriminados en los que cabía infancia, y numerosas personas indefensas en suma; pero también muchos otros como el violador de Cataluña que queda en libertad con 200 años de condena a su espalda y que sale libre de polvo y paja sin que exista una rehabilitación; también saldrá uno de los responsables de la tortura y asesinato de tres niñas en Alcasser y así todo un suma y sigue de otros muchos casos en los que con peligro evidente, el Gobierno del Estado pudo no dar paso a la derogación de la Doctrina Parot aunque los juristas defiendan su carácter retroactivo y coletillas “legales” (que no legítimas) contrarias a lo que la ley persigue: LA JUSTICIA. Hablamos pues, de Justicia y no venganza.

Como era de esperar se cuelan nostálgicos del antiguo régimen esgrimiendo sus banderas no constitucionales, perdidos en el desconocimiento de lo que se persigue y para quienes Franco sigue, al parecer, vivo. Ésta no era su manifestación, eso estaba claro. Poco “cuartelillo” tuvieron, todo sea dicho. Quienes estábamos allí, sabíamos perfectamente lo que pedíamos y queríamos.

La presencia de algunos miembros de Partidos —incluso del Gobierno—, sonó a “parchazo” como cuando tratas de quedar bien y terminas fastidiándola por aquello de que se te ve el plumero y es que para jugar a dos barajas hay que ser profesionales en Las Vegas y aun así, te pillan. Como cuando se pilla a Mariano Rajoy ofreciéndole un puesto de diputada a Ángeles Pedraza pensando que se vendería barata y así podría lograr que se callase y lo que es peor, que avalase el listado de diputados del Partido Popular.

Sospecho que no le saldrá bien la jugada en un país que ya no es de tontos; máxime cuando pudimos ver que con un notable poder en el Tribunal Constitucional se dieron entrada a partidos filoetarras que además cobran el famoso plus de peligrosidad establecido en el País Vasco para compensar acciones de ETA; para gran sonrisa —y escarnio ciudadano— de éstos “privilegiados” con un plus a costa de contribuyentes...

Sorprenden mucho las quejas de la izquierda cuando desde el exterior y previo calificativo de “fachas o franquistas” (de quienes sólo se acuerdan ellos) se acusa a Zapatero por haber dado alas a la excarcelación de etarras en Estrasburgo —ignorando las propias víctimas del PSOE—, y exigiendo recordemos a los «asesinados por el terrorismo del GAL» imputándoselo a la derecha, según ellos.

De memoria quebradiza, no “recuerdan” que el GAL surge auspiciado por la mayoría absoluta del PSOE bajo la presidencia de Felipe González…

Como afortunadamente no me ciegan izquierda ni derecha, este Gobierno que es el que en definitiva dio luz verde a las excarcelaciones, lejos de poner en marcha la reforma del Código Penal que contemplaba la “cadena perpetua revisable” (se supone que una vez comprobada la plena rehabilitación del reo) da vía libre a la derogación de la Doctrina Parot, tan discutida por juristas por su irretroactividad basándose en el fallo de Estrasburgo.

Algo está cambiando en el país. Algo que sólo un brazo firme puede enderezar o, simplemente, renovar una Constitución que si en su día tuvo una gran importancia dado el salto cualitativo de una dictadura a una democracia de forma incruenta —excepto para etarras que continuaron su actividad terrorista y asesina—, en la actualidad y debido a los malos Gobiernos se ha convertido en un lastre pues la sociedad de nuestros días tiene otras exigencias que sus representantes no saben cumplir y lo que es peor, las ignoran.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia