Regalo del día de la madre

No, nunca, a no ser que una misma vaya a comprarlo, JAMÁS se recibe el regalo deseado.

Agradezco la amabilidad, espero me haya salido bien la cara de sorpresa, no quisiera herir a nadie, mucho menos al que hizo rulitos en la punta del moño dorado, le quedo hermoso, señor,  pero… ¿cómo el padre de mis hijos puede equivocarse tanto?

El flaco duerme conmigo todas las noches, casualmente le di tres pequeños motivos para que hoy sea mi día… no pido que conozca mi color preferido ni la frecuencia con la cual me depilo.  No pretendo sepa si lana o hilo, si las rayas hacen estragos en mi cuerpo algo fornido o si soplan a favor los nombres de Ravenna o Cormillot en mis vestidos.

  Yo se que el hombre perfecto no existe, que es un mito.  Hata el príncipe azul le erró el talle alguna vez, y cuenta la historia, que después de una riña, en pañales quedo cupido.

Una vez al año, llega el día de la madre y NO es cierto que todo los días son “El día de mamá” HOY ES MI DÍA Y QUE SE NOTE.  En paquetes grandes y coloridos.

Paso a aclarar lo que una mujer NO considera un regalo:

-Electrodomésticos.

-Gastronomía.

-Economía.

-Todo tipo de aspecto sentimental.

 

Regalos señores… RE-GA-LOS.  Que se huelan, o se vistan o necesiten wifi.

Saque la tarjeta, observe unas semanas antes de llegado el día, que su mujer se encargará de hacerle notar modelo, marca y color de su futuro celular.

Deje de jugar al distraído ni le tire la responsabilidad a sus hijos acá hay estrías que me avalan, que tengan sentido… que pueda gritarle al mundo ¡LA PUTA, QUE VALE LA PENA HABER PARIDO!

 

Ale Tanús

www.aletanus.com.ar

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia