La cola en la caja del supermercado, trae cola…

Llegamos con una gran sonrisa al supermercado, de esa que nos adjudica el aire acondicionado.

Precisamente “hacer la cola para pagar” ya nos saca bastante de quicio.No solo perdemos más de 15 minutos paseándonos por toda la línea de cajas…. para darnos cuenta que ninguna de ellas tiene la cantidad de gente deseado que nosotros esperamos que tenga. Sino que cuando hacemos la entrada triunfal en alguna semi vacía… la cajera con una gran sonrisa de “Kolynos” nos comunica que esa caja esta cerradaFinalmente encallamos nuestro carrito en una.¡A esperar!....Miramos una y otra vez lo que hemos comprado… y hasta solemos arrepentirnos de alguna crema poco milagrosa o alguna comida con algunas colorías de más. Quizás por culpa o sinceridad, pero sin que el resto nos mire… sacamos delicadamente el producto “poco potable” de nuestro carro y lo ponemos en algún costado.

Miro para un lado…. Miro para el otro… y le corto el codito a la baguette de pan que acabo de comprar y me lo como…

Cuando nos cansamos de ver nuestros artículos… estiramos el cuello y tratamos de observar lo de los demás…Si la víctima compró un shampoo, inevitablemente miramos la cabellera que porta, y (Sintiéndonos críticos reconocidos) Evaluamos que tan buena es la marca del producto.Si lo que compra lleva la palabra milagrosa “LIGHT” recorremos disimuladamente su silueta con los ojos y… (Si realmente no tiene una figura tallada a mano) devastamos al producto que está llevandoLleva maquinitas de afeitar… ¿Estará casada? ¿Se habrá divorciado de la cera?

Cuando casi develábamos sus más preciados tesoros de belleza… otra vez la cajera…

-Disculpe, esta caja es para embarazadas… ¿Usted, está embarazada?

Puñalada en mi corazón… no solo mi abdomen estaba bañado de vergüenza… sino que debía retirarme de la caja, sin poder pagar, y…sin bebe.No pensé en embarazarme en ese momento… pero…Bueno ¡basta! Estaba con el carrito lleno, una vez más recorriendo las líneas de caja y… “gorda” ahora ya me sentía realmente “embarazosamente gorda”Ayyyyyy… me quiero ir a mi casa…Disimuladamente puse mi pequeño condominio con ruedas en una columna, metí panza… y realicé una salida triunfal.

Para ir al supermercado, hay que estar preparado… 

Alejandra Tanus

www.aletanus.com.ar

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia