El regreso de Alí. (cuentos para una crisis)

Alí, un argelino con orden de explusión que después de haber recibido el dinero suficiente para volver a casa, se propone algo distinto. Si no te duermes, híncale el diente a la historia, tal vez merezca la pena.

El regreso de Alí.

CUENTOS PARA UNA CRISIS                             

 (Fragmento  de No te enteras Cañaveras  48ª Edición)

 

Ali Hibrahim Calef, Ali para los amigos, llevaba cinco años viviendo en Lavapies , cuando recibió una carta donde se le comunicaba que iba a ser deportado a Argelia. En este cuento le mandaron la carta, en la realidad lo habrían puesto  directamente de patitas en el avión. Estas pequeñas adaptaciones no cambian lo fundamental: y es que Ali no tiene un euro, ni nadie que se  lo de.  Había llegado  a las costas de Alicante  en patera, allá por el año 2007, procedente de Argel. Las cosas le fueron mal. Primero se dictó una orden de expulsión contra él y aunque  consiguió escabullirse, finalmente  recurrió y consiguió aplazar un poco lo inevitable. Lo que le comunican ahora no es ninguna broma: tiene  que abandonar el país.  Pero Alí  no tiene dinero para el pasaje. 270 euros. Quinientos en números redondos.

 En la asociación de inmigrantes no pueden ayudarle porque hasta allí también llegaron los recortes, y no le queda otra opción que conseguir el dinero como sea. Pedírselo a alguien, prostituirse, mendigar o vender bolsos.  Claro que todos los que le rodean están igual. Algunos, los más olvidadizos, le comentan que podía haberse quedado en su país, en lugar de venir al nuestro,  a jodernos y  quitarle el pan  a  los españoles. Son olvidadizos, porque de pronto no se acuerdan de los millones de españoles que emigraron a Sudamérica, Europa, Australia..a Argelia  y donde hiciera falta. Seguro que no conocen aquella de “Hay un gallego en la Luna”.

Alí Hibraim,  que es simpático y amable, tiene unos cuantos amigos,  algunos  tan tiesos o más que él y otros no tanto.

  • Antonio y   María  y sus cuatro hijos. Uno de ellos, Toni, tiene síndrome de Down y pertenece a la Asociación Amaneceres, donde el último año les han recortado hasta los geranios del jardín.  Antonio, parado de larga duración, se busca la vida como puede, mientras  María  trabaja como asistenta y por las noches (algunas) cuida a un enfermo, Joaquín,  otro olvidado de la Ley de Dependencia. La familia de Joaquín está un poco mejor, pero solo un poco. A Antonio y María les han cortado varias veces  la luz y el teléfono, por falta de pago. Reciben continuas llamadas del banco reclamando el pago de los recibos de la Hipoteca y las amenazas de que de no hacerlo efectivo, serán desahuciados. Antonio y Alí se conocen por haber trabajado juntos en una obra. De todos modos, les resulta imposible ayudarlo. Por no tener, no tienen ni ánimos para darle.
  • Paco Martínez, propietario de Paco´s Pub  donde Ali, trabajó esporádicamente, antes, cuando las cosas estaban mejor. Ahora el pub de Paco está de capa caída. Tuvo que despedir a dos camareros, debe tres meses a la Seguridad Social y nosecuantas facturas a Bodegas Ramón, su proveedor de bebidas y amigo de toda la vida. Aunque conoce a Ali de descargar cajas de cerveza en el pub, poco puede hacer.
  • Enrique López. Funcionario de extranjería, amigo de Ali, ha intentado ayudarle todo lo que pudo, pero hay cosas en las que nada puede hacer. Le bajaron el sueldo, por los recortes y  falta de trabajo,..Tampoco puede ayudarlo.
  • Marga y María,  estudiantes de 2º ESO en el IES del barrio. Solo tienen para Ali palabras de aliento, pero nada más. este año no hay excursión ni viaje de fin de curso. En casa les han recortado la paga semanal y en el IES las actividades extraescolares.

Ali intenta, conseguir el dinero, primero mendigando y después pidiéndoselo directamente a sus amigos, pero solo consigue unas pocas monedas y desanimarse completamente. Es triste pero  como dicen “A cada uno le llega con lo suyo”

Entonces Ali conoce otros grupos,  y aunque posiblemente nunca entrarán en contacto, están ahí, se supone que para ayudarle.

  • Los que se indignan con su situación y la de otros, reivindicando mejores derechos para los extranjeros,(y los nacionales) con conferencias, concentraciones, encierros,  marchas, pins, lacitos,  conciertos y partidos benéficos.
  • Los que no quieren extranjeros en España, porque “somos muchos” y corean aquello de “¡Ali, vete ya!”
  • Los tertulianos radiofónicos y televisivos, que analizan la situación europea y Mundial buscando las raíces del Poder Oculto, los neoliberales, Darwin o los Amos del Mundo.
  • Los que miran la tele y ven estas injusticias y otras, se indignan un ratito y después piden el mando no sin antes preguntar: ¿A qué hora es el partido?
  • Los economistas de pocamonta que de pronto se chapan todos los días los índices de Wall Street y Frankfurt. Se saben de memoria el IBEX35 y sueñan con las graficas de la evolución de la Deuda y Déficit. España es un país de expertos. No hay más que ver los comentarios de la F1, donde todo el mundo sabe de gomas, alerones y difusores. Y de futbol no veas.
  • Los analistas de embutidos y juicios paralelos. Por todas partes salen informes de chorizos, cantidades sustraídas, sobornos, entradas a pie o en coche de los imputados, relación de bienes, nominas y prebendas. Fotos y más fotos ¡Qué barbaridad, esto es indignante!
  • Como la situación es mala malísima, los empresarios deciden tomar medidas para que aunque de momento sea peor, en un futuro cercano la cosa cambie. Porque tiene que cambiar, que nunca llovió que no escampe y otras frases de ánimo. ¡No hay mal que cien años dure ni cuerpo que los aguante!
  • De repente los problemas de España, de los españoles (y de Alí) se reducen a uno: hay que reducir el déficit. Y si para eso todos los citados anteriormente y más como ellos, tienen que esforzarse un poquito, habrá valido la pena. Si cuando lo consigamos los derechos sociales y de los trabajadores pasaron al olvido, habrá sido el precio que había que pagar. Habremos reducido el déficit que es lo que importa. A costa de qué, da igual.
  • Siempre hay quien interviene para ayudar, faltaría más. He aquí algunos ejemplos de ayudas e ideas luminosas. A)Las agencias de calificación nos ayudan bajándonos la nota (será para dar ánimos?) B)Economistas de postín, como ahora, avalan la Reforma Laboral,”Hay que rebajar los salarios (se nota que no son lo suyos) para competir con los chinos? Para alcanzar su maravilloso nivel de derechos? Para que sirve que un ordenador cueste un euro si estamos  como en el siglo IV A.C?., el objetivo de la vida de todos debería ser vivir bien y poder pagar los precios, caros o baratos. C)Austeridad muchachos austeridad, mientras un conocido piloto de F1 presenta un todoterreno austero de nosecuantos mil cc. Y más miles de euros (¿será para llevar a los niños al cole?)C)Fotos de Grecia, Atenas y el Pireo y banderas al viento..¡qué potito oye! (dice Ali) D)Vaciemos los bancos E)Desobediencia civil y económica, no paguemos nada.. pero no se te ocurra devolverme el recibo que te pasé ¿eh? ¡El mío no! E)No compres nada de X ni de Y ni de Z F)Hay que cambiar el sistema (¡te has lucido Macario!) G)Necesitamos un niño gordito que pese poco, ¡esa es la solución!

Y  si en el Cuento de Teresa y el Oso de Les Luthiers, el molusco parduzco dice aquello de “¿No vieron mi caparazón?, en este cuento Ali diría: ¿alguien va a darme los 500 euros?

Entonces como ya no se puede hacer más, se convoca una huelga en Lavapies en solidaridad con Ali. La participación fue la que fue y el resultado que al día siguiente seguirá necesitando los 500 euros, y todos estarán un poco peor para poder dejárselos. Todos menos unos pocos, que como viven de nuestros males, cuanto peor estemos mejor estarán ellos.

Un ejemplo que toque al bolsillo, que son los que mejor se ven:

Mañana me vence un recibo de la hipoteca de 1000.- euros.

Para arreglar el asunto, me declaro en huelga y no lo pago. En lugar de ir al banco me quedo en casa.

Al  otro día voy al banco con los 1000.-€ pero  me piden 1.050 (intereses de demora) que unidos a los 50  que dejé de ganar por faltar al trabajo, suman 100.  ¡Negocio redondo!

Si, redondo, ¿pero para mí?. No. Para mí, no. Redondo para quien estará deseando que haya otra huelga que coincida con el vencimiento del recibo.!

Y si un autónomo que en condiciones normales apenas puede sacar adelante su negocio le metes una huelga, quizá tenga que despedir personal, y quedar como malo, cuando los malos de verdad están del otro lado de la barrera, sin despeinarse y contando billetes.

Si es que no te enteras Cañaveras.

Sigamos en Lavapiés. Se celebra la huelga, pasan unos días analizando resultados de éxito o fracaso y Alí  sigue allí (valga la redundancia)sin los 500 euros que necesita. Entonces alguien toma una medida original:  Primer Festival Benéfico “Alí vete ya” . Se organiza el acto (que le cuesta 10.000€ a la Concejalía de Cultura) Pasan el cepillo a la parroquia, Ali tendrá al fin sus 500€ y Lavapiés será 10.000€ más pobre. El Comisario de Distrito se presenta al acto de entrega en 600 (El Audi lo subastaron el otro día, perdiéndole una pasta). Y en un acto sublime y emotivo le hacen entrega de los 500€ a nuestro amigo Alí. ¡Qué bonito oye que emocionante! . Si es que no hay como una buena gestión, conseguimos 500€  que solo nos cuestan 10.500!! ¡¡Bárbaro ¡!

 Pero en Lavapiés no hay solo argelinos que quieran volver a casa, hay rumanos, marroquíes, polacos, colombianos, rusos…  y españoles que no tienen donde volver..¿Y qué hacemos? ¿Otra colecta? Otro acto benéfico o nos ponemos a repasar las gráficas de la deuda y el Bono Alemán? Mejor otra huelga,¿ por qué no?

Otro cualquiera en su caso se habría ido sin más. Pero Ali no. Este argelino está dispuesto a darnos a todos una lección que no olvidaremos fácilmente.

                                                                                                                  

 

Alí cobró el cheque de los 500 euros y lo primero que hizo fue comportarse como si no los tuviera. Después  se dirigió al Paco´s Pub y estuvo un buen rato charlando con Paco. Al salir, en Paco Pub´s había una enorme pancarta que ponía:

Aquí aplicamos Convenio R.A. ¡Compruébalo!

Enseguida se acercaron los vecinos a preguntarle a Paco

―¿Y eso que es, Paco? ¿Qué regalas?

―Pues vaya tontería, dijo el camarero del bar Juan.―Que junto al cartero, se había parado a ver la pancarta.

―¿Por qué dices eso si no sabes  qué es? Replicó Paco.

―Pues es verdad, que no lo sé, pero seguro que es una tontería  de todos modos .¡Como se nota que tienes tiempo, Paco! ¡Y lo usas en dejarte engañar!

Dos chicos que pasaban por allí, se pararon un momento. Uno de ellos dijo:

―¡Bah! Estos americanos ya no saben qué inventar. Vámonos anda,  que se me revuelve el estómago. ¡consumistas de mierda!

―¿En que lio te has metido esta vez hijo mío?. Desde luego no gano para disgustos contigo. ¿Qué es eso de Convenio R.A.?.¿ Cuánto te va a costar? ¡Quita ahora mismo el cartel si no quieres darme un disgusto! ¡Como se entere tu padre!―Dijo la madre de Paco, que había bajado en bata al ver el revuelo que se estaba formando.

―He llegado a un acuerdo con Alí…

―¿Con el moro? ¿El argelino?, pero si ese no tiene donde caerse muerto― dijo el ferretero. ―Seguro que te ha timado. ¡Como si lo viera!―El otro día estuvo en la tienda con un amigo, me hicieron sacarle tornillos de todas clases y después de casi diez minutos se fueron sin llevarse nada porque no tenían dinero. ¡Menuda panda de vagos! ¡Con esas  pintas!

―¿Pero qué es eso de Convenio R.A. ―Explícanos dijo Pepa la Frutera.

―Pues R.A. son las siglas de Reactivación Acelerada. Como es muy largo, por eso le llaman R.A. Algún día, cuando todo el mundo los aplique serán  los CRA.

―Y nadie se reirá de ellos, Cantamañanas―Le dijo Paco al camarero.

―¿Y que se supone que hace Paco´s Pub desde ahora? ¿Cuánto tienes que pagar?

―Nada. No tengo que pagar nada, simplemente apartar 5 céntimos de cada euro que venda…

―Joder que tonto eres Paco, parece mentira, ¡cuánto más grande mas bobo! ¿No te das cuenta que empiezas perdiendo y te están timando?

―¿Perdiendo? Que atrevida es la ignorancia amigos. Desde luego no pienso seguir un minuto más, con vuestra actitud de quejaros mucho y no hacer nada. Se supone que con los CRA nos beneficiaremos todos, yo el primero. Y vosotros que ahora nos censuráis a Ali y a mí, también.

―Pues no sé cómo me voy a beneficiar yo de lo que tu ganes, si soy tu competencia, dijo el camarero del Bar Juan. En todo caso, me interesará que te vaya lo peor posible y tengas que cerrar. Así nos quedaremos nosotros, con tus pocos clientes. Yo desde luego ya me encargaré de decirle al Jefe que ni se le ocurra dejarse timar. Convenio R.A. ¡Ni de coña! ¡Timadores, estafadores, empresaurios!

En ese momento entraron dos señoras al Paco Pub´s. desayunaron y se gastaron 4 euros en total. Paco guardó 20 çéntimos  en el Bote CRA y la propina de 25 que dejaron, en el Bote de toda la vida. Ali le dijo bien clarito. Las propinas son las propinas y el CRA el CRA. El ferretero que había dejado a su hijo en la tienda y el cartero, se tomaron dos cervezas. Total 3 euros sin propina. Paco guardó 15 céntimos en el Bote CRA,

Los clientes se extrañaron. El ferretero dijo.:

―¿Pero no nos cobras 5 céntimos más?.. entonces qué pasa, ¿Qué los pierdes?

―En esta casa no se pierde nada amigos. Cualquier día a estas horas todavía no me habría estrenado, y tendría los mismos gastos que hoy. En Los últimos cinco minutos he vendido 7 euros a los que les he ganado lo mío, y tengo apartados aquí 35 céntimos en concepto de comisión de ventas. Si Ali no hubiera hablado conmigo y puesto la pancarta, tendría los mismos gastos, pero no habría vendido nada. Un convenio R.A. es como un enorme anuncio que traerá más ventas, y los 5 céntimos son la comisión. Pero los precios no se tocan y los CRA terminarán beneficiándonos a todos. Porque cada semana o como sea, entregaré el dinero al Estado…

―¿Al Estado?. Perdona que te diga Paco,¡ pero eres tonto del culo!-Dijo el ferretero.

―Si, para que se lo gasten en cenas, o se lo lleven como otras veces. ¡Venga ya, hombre!  ¡Ya contribuimos bastante!¡Conmigo no cuentes!-Dijo el cartero. El año pasado me toco ingresar casi  1000 euros. Por la mierda de las retenciones.

―Tranquilos, dijo Paco.―Aquí todo cuesta lo mismo que siempre, sin embargo aparto la comisión…

―Y dale con la comisión, ¿porqué tienes que perder?―Dijo el ferretero―¿Por qué tienes que ir de mártir y poner dinero de tu bolsillo…Comentó el cartero.

―Perdona cartero. Mira bien lo que acabas de decir: “Poner dinero de mi bolsillo..” Los quince céntimos formaban parte de los tres euros que salieron del tuyo.  Y las cervezas te costaron lo mismo que siempre. Ojala tenga que cambiar el bote por un tonel lleno de euros, eso solo significará que habré vendido muchísimo. Además esas comisiones cuando se entreguen al Estado, o  la ONG del barrio,  al equipo de futbol o a los chavales del Instituto y lleguen a su destino, supondrán más ventas no solo para mí, sino para todos. Porque además, cuando se entregue ese dinero, tú tendrás que pagar menos retenciones..o  ninguna. Fíjate como el timo de Ali, nos beneficia a todos, yo vendo más, gano más, los gastos se cubren en lugar de recortarse, y el dinero nos llega a todos sin excepción.

―Desde luego a mi no me convences,― dijo el ferretero. Prepárame  dos bocatas de jamón para llevar y una lata de coca-cola  y ponnos otra ronda.

―Gracias―Dijo el cartero―Yo soy funcionario y cobro del Estado, no sé cómo me va a beneficiar todo esto.

―En la economía todo nos afecta más tarde o más temprano, cartero. Pensamos que si cerró Spanair como está lejos y a nosotros no nos echaron, estamos a salvo, pero no. Con los ingresos pasa lo mismo. Dentro de unos días lo veréis.

―Aquí tienes los bocatas y la coca ferretero. Son 10 euros todo. Y metió 50 céntimos en el bote.  Total 85cts.

A mediodía las ventas de Paco´s  Pub iban como un 20 por ciento superior a lo normal. De pronto sonó el teléfono.

―Paco´s Pub digame?

―Hombre Alí, ¿Qué tal? Bien gracias. ¿Cómo? ¿Eh?. ¡No jodas! ,,pues claro, ¡cómo no! Entretenlos un poco, no vengas antes de las tres .. Vale, Vale y colgó.

―¡Joder con el moro timador! Pepi quédate aquí que vengo ahora. Y llama a tu hermana Loli―Y salió―

Paco estuvo en la frutería, la carnicería árabe de a la vuelta de la esquina, en la panadería y en el locutorio hablando con Hamed, un marroquí muy majo. Después cruzó al bar Juan.

―Hola, ¿está Juan?, le preguntó al camarero.

―Ha salido un momento ¿vienes a `pedirle el dinero que te han timado o a engañarlo a él también?

―Venga Agustín, modérate que llevas un día muy estresado, dijo Paco. ¿Sabes hacer couscous?

―Pos claro hombre, por algo estuve en Melilla.

―Pues deberías ponerte a ello, lo más pronto posible.

―De eso nada, yo no muevo un dedo si el visto bueno del jefe. Que para eso está y mira por donde, ahí viene.

―Hola Juan, saludó Paco.

―Hola competencia―, sonrío Juan―¿Que te trae por aquí?

―Necesitaba que me preparéis 52 raciones de couscous

―¿Cincuenta y dos? ¿Para cuándo?

―Para antes de las tres.

―No se si tendré tantos platos, ni cubiertos ni vasos. ¿Qué celebras? ¿una boda islámica?, o ¿es parte de ese rollo de los Convenios R.A. que me dijo Agustín?. Mira que no quiero líos Paco.

―No hay líos Juan, prepara el couscous, en un perolo grande, y hazme buen precio. O prepáralo aquí y los repartimos en los dos sitios. Si hay que usar platos y cubiertos de plástico no hay problema, que los clientes no son repipis. En el coche tengo carne de cordero y verduras suficientes para que alucinen con la comida.

―De acuerdo, pero yo no participo en eso del Convenio R.A.. Nada de cinco céntimos por euro ni rollos, te cobro lo mío y ya está.

―Vale, como veas. Pero pronto te darás cuenta que es un error.

―Prefiero así, ―Sentencio Juan. Trae las cosas .

―Agustín, llama a Sofía y ayudad a Paco. Explícale como se hace el couscous, que os eche una mano Jamila, que sabe cómo hacerlo.De paso se ganará unos euros. Cuando terminéis preparad el comedor. Paco te traerá los platos y cubiertos.

 

couscous

Después de entregar el couscous las verduras y la carne de cordero en el Bar de Juan. Paco entró en la ferretería.

―Hombre, Paco, nos vemos de nuevo, ¿en que puedo ayudarte?

―Vengo por lo de los Convenios R.A….

―Lo siento, pero no me levanto por las mañanas para perder dinero, además estoy muy liado ahora.

―A ver Ferretero, que estáis todos muy nerviosos hoy. Quiero comprar platos y cubiertos. ¿que tienes por ahí? Algo barato, si hace falta de plástico.

―Bueno… tengo un lote de platos con pequeñas faltas, que si quieres te los puedo regalar.

―No ferretero, no. De regalos nada. Tienes que ganar lo tuyo, si no, no sería un Convenio R.A. si alguien pierde entonces es una castaña más.

―Pues me haces un enorme favor. Los tenía aquí esperando la sopa boba. Pensaba regalárselos a alguien…

―No regales nada de la tienda ferretero. Te parecerá un sacrilegio lo que acabo de decir, pero todo lo que te suponga pérdida. En cierto modo también lo es para todos los demás. Necesito  52  platos llanos y sesenta juegos de cubiertos. Me valen de plástico.

-La vajilla que tengo es de 60 , te vale igual no?. Están un poco desconchados algunos platos, pero ni se nota. Dame 40 euros y no se hable más.

―Te doy 50 y metes diez en el bote del CRA ¿Te parece?

―En serio Paco, no quiero líos, que a mí esto de las pirámides y el multinivel no me gusta. A ver si va a pasar como con aquello de Fórum Filatélico. Además como sé que mis diez euros no se van a gastar en otro sitio o en el chino? Además el negocio me va mal y no estoy para regalar nada.

―A ver ferretero a ver. Si te doy cuarenta euros, hace un ratito te valía. Si te doy 50 estas recibiendo tus 40 y guardando 10 ¡Que no son tuyos! ¿Por qué te preocupa lo que se pueda hacer con ellos? Es como si te pagan con un billete de 100 devuelves 60 pero te preocupa en que se los puedan gastar. ¿No ves que no es lógico? Anda coge los 50, cobra tus cuarenta y guarda los otros diez.

―Vale pero una vez y no mas, eh? Aceptó el ferretero.― Tengo unos juegos de cubiertos muy baratos, casi más que de plástico. A 0,50 lo que significan otros 30 mas. Y te regalo aquel paquetón de servilletas.

―Que manía con regalar, ferretero. Cóbrame lo que sea, que tu estas aquí para VENDER y estar contento por lo vendido y no para regalar y deprimirte por la situación general. Hazme caso. Entonces a ver: 40 de la vajilla, 30 de los cubiertos y 3 de las servilletas. Son 73. Te doy 90 cobras lo tuyo y metes 17 en el bote del CRA, que así lo inauguras.

―Y lo clausuro, porque no pienso meter ni un céntimo más.

―Vale pero los 17 si, ¿eh?. Anda, ayúdame a llevar las cosas al Pub.

Mientras...

 

hay cosas

―Gira a la izquierda, que hay un parking gratis, allí, después de la Panadería La Luna. Dijo Alí en árabe, que casualmente se dice igual que en castellano.

―Muchachos, ya hemos llegado. Portaos bien y no gritéis mucho. Haremos una parada de  hora y media, para comer, el menú cuesta 7 euros por barba.Que nadie se pierda.Después a  Alicante y ¡a casa!. Kalib, Jussuf, ayudadme con las cajas que hay en el maletero.

Aquel trocito de una calle de Lavapies se puso de bote en bote en un momento. 26 argelinos en el Bar de Juan y otros tantos en el Paco´s Pub. Como siempre pasa, alguno se encontró con amigos o conocidos de Argelia.

―Salam, Mustafá, entra y tomate algo. ¿cuánto tiempo llevas en España?

La comida les encantó a todos, y la fruta de postre.  El Bar Juan recaudó más de 300 euros entre menús y consumiciones. Paco´s Pub casi 400. Algunos turistas se apuntaron al couscous y  Habibi y sus amigos, 7 en total ocuparon una mesa aparte. Total que no sobró ni un poco.

―¿Está bueno Habibi?

―Hmmm..dilisiosso Paco. Tienes que jasel-lo más veses. Mia mujera cosina fantástico, yo mandarla cosiná aquí..¿vale?

A media comida, Ali abrió las misteriosas cajas que habían bajado del bus y dijo:

―Muchachos, tengo aquí unos libros para venderos. En árabe y castellano. Al final incluye una guía de Madrid. Hoy tenemos poco tiempo, pero para otra vez, os ayudará a conocer mejor esta fantástica ciudad.. Además podréis leer por el camino, o después en el barco. El libro se llama “EL CONVENIO R.A. (indígnate si quieres pero guarda las tijeras y mueve el culo). Cuesta 15 euros y por cada uno que venda, me llevo una comisión de tres euros. Nos beneficiamos todos, Paco, el impresor, el editor, el papelero, el de la tinta, el transportista, el autor, y yo.

De pronto entró una señora rumana pidiendo limosna.

―Ayúdame por favor.

Ali, le entregó un manojo de libros y le dijo:

―Tome este cartel, salga a la calle y por cada libro que venda a 15€ se queda  con 3 y me trae el resto. El cartel ponía:

                                                   No pido limosna. Vendo libros.

―¿Y si no vuelve? ¿y si se queda con la pasta?

―Si tiene un dedo de frente volverá. Porque pronto habrá menos mendigos y más vendedores de libros. Mendigando no conseguirá nada y vendiendo si. Entonces volverá a por más. ¿Comprendes?.Dijo Ali con una sonrisa.

No faltó quien dijera que estaba utilizando a la buena señora para vender libros y hacerse famoso.

―Efectivamente, pero también para que se gane la vida y deje de mendigar. Esos tres euros y los cinco céntimos tienen un enorme valor. No le cuestan nada al  Estado, que se deja de endeudar. Se entregan al Estado, para evitar manos largas, pero no son un ingreso, sino un dinero en tránsito, que después irá a Servicios Sociales, ONG´s, Centros de Investigación, Asociaciones de todo tipo, plataformas, desahuciados, Clubs, círculos culturales, etc.

Antes de que terminara la última critica, volvió a entrar la señora rumana esta vez con tres chicas que deberían ser sus hijas.

―Tomar diniero dame más libros. Yo trají a mias hijas que también quierer libros.

―¿Has visto Evaristo? Dijo alí mientra cogía los 72 euros, mientra contaba 40 libros y le entregaba diez a cada una.

―Pero que tiene ese libro ¡te vas a forrar!

―Pues el libro tiene, lo que parece que falta: Buena leche. Trata un tema de máxima actualidad, y sobre todo saca de todos nosotros algo que tenemos guardado: LA SOLIDARIDAD. Y pone a cada uno en su sitio, sin gritos, sin manifestaciones, sin huelgas y sin gaitas. Y ahora marchaos que no llegáis  a Alicante.!

―Ah ¿pero tu no vienes? Preguntó el chofer.

―No, yo me quedo que tengo que quedé  esta noche con Khalil, el chofer que viene de Vigo.

A Paco casi le dio algo.

Ali vendió 51 libros. Hasta a los que no sabían leer, que se los llevaban a los familiares que sí sabían. Algun compañero se lo regaló a los que no tenían dinero para comprarlo, que eran unos cuantos. También algún cliente del Pub se metió en aquella extraña Rueda de la fortuna. Y compro libros para el o regalarlo en el cumple de su sobrina. Paco metió 20 euros por la recaudación y.. 153 por los libros!!  

―Cuando paréis a tomar café en Albacete, pedid un Convenio de Reactivación acelerada! Es un CRA!.En el Bus hay más libros vendedlos y quedaos con los 3 euros. En Argelia seguro que os harán falta. El resto del dinero me lo mandais por giro postal.

Y se fueron.

Paco fue al Bar de Juan y se encontró a todo el mundo recogiendo platos y mesas.

―Joder tío ¡que gente más maja! Dijo Juan. Me llenaron el bar. En la vida había hecho una caja como hoy. Lástima que solo sea una vez.

―Pues prepárate que esta noche hay más. Dos autobuses. Dijo Alí. Pero como 20 o así, no tienen dinero.

―¿Ves Paco, ves? ¡Este moro de mierda nos la quiere meter doblada! Ya decía yo. 20 de gorra, no te jode, con lo que me cuestan  a mí las cosas!

―Tranquilo Juan, que comen en el Pub que hay dinero en el bote  del CRA.

―No, venderemos más libros y si no los vendemos, os lo doy de la mi comisión.

―¿Ves, ves?,¡ ya está especulando con nuestro dinero! Dijo Juan

―Vaya hombre, no quieres saber nada de los CRA y de pronto te indignas por lo que hagamos con el dinero de todos.

―Pues tenéis razón. Vale olvida lo que he dicho. Voy a poner 15 euros en mi bote del CRA

En eso llegó el chofer.

―Necesitamos un juego de bridas para el escape que se ha soltado. Cuando iba a salir, me di cuenta que estaba en el suelo.

―¿A qué hora abre la ferretería?

-Ya está abierta. Eso cuesta poco dinero.

―Aquí tienes el juego de bridas, son 20 euros.

―¿Aquí no aplican el CRA?

―No, no, aquí el sistema de toda la vida, yo vendo tu pagas y a otra cosa, que no están los tiempos para perder dinero ni andar con tonterías. Además tengo un hijo en silla de ruedas y muchísimos gastos. Esto de los CRA  me parece una estupidez que solo vale para perder tiempo.

―Muy bien, aquí tiene de todos modos 21€ . Quédese sus 20 euros y meta uno en el bote del CRA.

―No tengo bote, así que ¿por qué no te quedas con el euro y se lo das directamente a quien te de la gana?

―Porque soy muy vago, y porque ese euro que usted no quiere meter en el bote, es una COMISION que usted me da por venir a comprar aquí y aumentar sus ventas. Una venta que usted no tendría si yo no entrara aquí a comprar. Piense que en adelante la gente no comprará o comprará menos, donde no haya bote de CRA. Además cuanto más dinero haya en el bote CRA mayores habrán sido sus ventas y su beneficio.

Entonces Ali dijo.

―Deme los tornillos de la otra vez, ¿se acuerda?

―Si, claro aquel día que me tuvisteis quince minutos para después no llevar nada. Todavía los tengo envueltos por ahí.

―Vale, entonces deme el doble, ¿era un euro verdad?

En ese momento, intervino el hijo del ferretero.

―Papá, te llama la tía Merche.

―Dile que ahora la llamo yo. Dijo mirando a su hijo. Después se volvió hacia el chófer y Ali, les cobró 20 y dos euros respectivamente.  Y sin decir palabra, cogió una caja  de cerraduras vacía, le hizo un corte en la tapa, escribió con un Edding. BOTE CRA y metíó en ella un euro con diez céntimos.

―Ah se me olvidaba, dijo el chofer, tiene pulpos? Deme uno.

―Son dos euros. Le cobró y metió diez céntimos en el bote del CRA

A la mañana siguiente, Paco, Juan y Ali hicieron las primeras cuentas de aquel primer Convenio R.A. del Barrio de Lavapiés.

Alí había vendido,   390 libros, 153 a los argelinos, 12 a los comerciantes de la calle, y las rumanas que se habían lucido en céntricas calles de Madrid, 235 nada menos. De estos el CRA correspondiente se lo habían quedado ellas y un par de indigentes que se unieron al grupo. La frutera tenía un bote CRA de  4,25€ el cerrajero le pilló el truco a la cosa y tenía 12,50€ el del locutorio, tuvo un montón de llamadas a Argelia y tuvo que pedir mas couscous. El carnicero carne,  los chóferes llenaron los depósitos en las gasolineras de aquel barrio tan majo.

Total que al día siguiente entre pitos y flautas, los botes CRA de aquel trocito de Lavapies sumaban  1.647,50€. Posiblemente alguien habría sisado algo, pero allá ellos.

Juan Paco y Alí se fueron a la Comisaría de Distrito de Lavapies a entrevistarse con el Comisario, que estaba muy ocupado en ese momento. La Asistente social, no daba  abasto.

―Si vienen por alguna ayuda, hasta la semana que viene no podemos atenderles.

―No, venimos a hacer un ingreso.  Ali Hibrahim Calef . aquí presente, quiere  devolver los 500 euros que le prestaron el otro día, en aquel acto homenaje, ¿Se acuerda?

―Ah si, como no.―Pero tendrán que hablar con el Interventor del Ayuntamiento, no estamos preparados para recibir dinero. Ya saben el tráfico de influencias las comisiones ilegales y todo eso. Será complicado.

―Bueno en realidad, venimos a devolver los 500 y a entregar 1.147,50 más. Y a comentar que en el ultimo día en nuestra calle hubo más ventas que nunca. Comentó  Ali.

―¿Cómo?. Por favor pasen y siéntense, el Comisario vendrá enseguida. Dijo la asistenta social.

Tenemos un dinero de tod@s, que no viene para pagar banquetes ni recepciones, sino para que llegue a la Asociacion de Sindrome de Down de Toni, para la fisioterapia del hijo del ferretero, para que otros  como Ali, se puedan ir a su país, o quedarse en este. Que  el del locutorio venda mucho couscous y tenga muchas llamadas, y la frutera naranjas de Valencia. Y el de los libros muchos libros. Para enterrar las huchas de una vez y que la Constitución y las leyes regulen un nuevo proceso económico donde las cosas dejan de girar alrededor del  recorte y el gasto, y lo hagan de una vez, como tiene que ser alrededor del ingreso y la solidaridad de todos.

Goodbye chupóptero Googbye.. Adiós Mercados Adios.. ¡¡ que os den bien dados..!!

 

Lo demás os lo imaginais..¿verdad?  ¡Pues que siga el cuento!

Ya tenemos unos ingresos inesperados que nadie imaginaba. Los tiburones a dieta, pobrecitos, los chupópteros también. Van a Crear la Plataforma de Chupópteros Desdentados.  Y declararse  en Huelga General  Indefinida. Alguno tal vez se queme a lo bonzo.

                                                                   *0*

¡¡Ah..se me olvidaba..Gracias Jaimito, Gracias.!! Ya te traeré salmón de Noruega.(Jaimito sabe bien a qué me refiero)

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia