Somos auténticos luchadores

En esta vida quién no lucha es quién no aprecia la vida, nos pasamos toda ella queriendo ser feliz, lo demostramos día tras día, porque todo lo que vivimos nos marcó para ser quien hoy somos.

No hay destino... sólo existe el que nosotros hacemos

¿ Qué ocurre cuando lo perfectamente establecido se derrumba como una casa en ruinas ? Cuando lo “normal” es tener un padre, una madre, unos abuelos, unos tíos... algo que por naturaleza, nos dan.

¿ Qué sientes cuando estás tan solo como si estuvieras al borde de un abismo, sin que nadie te ayudara a no caer... ?

Cuando todo se desmorona de lo correcto, el que paga la situación no es quién toma la decisión, si no quien directamente pagará las consecuencias... Un abandono, una huida del mundo que conoces para expresar un “ no me importas “ del que no te enteras, ya sea por edad, ya sea por ignorancia, pero poco a poco la retina se convierte más hábil, hasta que decides cerrar los ojos conscientemente y olvidarte de todo..

Pero todo lo que vivimos en nuestra vida, sobretodo y desgraciadamente las cosas malas, son las que nos marcan para ser la persona que hoy somos.

Toda persona tiene un pasado detrás, no podemos etiquetar a nadie, porque quizá, si lo supiésemos todo, de todos, no nos atreveríamos ni a abrir la boca, no es lo más terrible lo que a ti te ocurra, pero todas las situaciones de algún modo fuera de lo normal son duras, y lo terrible no es el suceso en si, si no en saber aceptar la vida tal como viene, ya que creo firmemente que la vida es un regalo y nadie deberíamos desperdiciarlo.

¿ A quién recurres cuando no hay nadie ?

Es una sensación horrible, de saber de que a quién quisiste ya no está, y a quién quisiste conocer para poder querer se fue. No se siente nada, sólo indiferencia, debido a que no fui suficientemente madura para poder recordar, para poder sentir, para poder querer... Sólo sientes pena en algunos momentos...

¿ Os acordáis de la típica frase en las películas cuando el padre tarda más de lo normal y ha ido “ a comprar tabaco “ ? El pobre niño queda esperando a que reaparezca su dichoso padre con una cajetilla de cigarros preguntando, ¿ No tarda mucho ? … y jamás aparece.

Personas así nos volvemos una armadura sentimental en la que nuestro carácter es tan fuerte que asusta... en el mismo instante en el que lo sacamos...

004

Por momento pierdes la fé en las personas, parece mentira que exista de todo en este mundo... y que los golpes sean tan duros.

Es difícil de explicar, pero es como si algo estuviera faltando y no sabemos el qué, sentimos la necesidad de esconder sentimientos a los demás, haciendo bromas, o quizá entablando conversación de cualquier otro tema.

Me digo a mi misma que voy a demostrar de qué estoy hecha...

Chica mala que se emborrachó por 6.... también fumo varios cigarrillos al día, no soy feliz cuando actúo de esa manera... no soy feliz. ¿ Es de mi o de ti de quién tengo miedo ?

De ambas, miedo a ser juzgado, miedo a sacar lo peor de mí, miedo a recordar, es increíble como la memoria juega con tu mente...

El destino como dije, y como dijeron en una famosa película, es el que nosotros hacemos, yo misma decido en el " hoy " que vivo, como hacer las cosas, todo se forja como una cadena, cada metal está perfectamente fijo, sin posibilidad de romperse, hasta que un fuerte viento mueve esa cadena y la pega contra un poste, y entonces ocurre lo impensable, se rompe...

En ese momento, cuando decidimos romper, con nuestra desdicha, con nuestro dolor, con nuestra rutina, estamos cambiando el destino, tú destino, y no me refiero, por ejemplo, a nuestro último aliento, jamás sabremos cómo será, pero sí se puede cambiar, puede que si deje de fumar … intentar quitar el atractivo que produce saltarse las normas, pero cuando ese delito lo imponemos en nuestro cuerpo como fumar, estás llamando al destino a gritos.

Pero todo está en nuestra mente... aunque hay días... en fin... hay días que no puedes controlarlo, no puedes evitar caer al fondo de ese abismo …

A veces es tan deprimente, pero me reconforta saber que luchando, ganas las batallas.

Cuando se habla de sentimientos del tipo que sean, me invade una explosión, que me destruye por dentro, erosionando el corazón, poco a poco, pero siento que cada vez son más flojos los puñetazos, siento que se rompió en mil pedazos varias veces y que se están uniendo pedacitos con un fijador extra-fuerte, que no hay quien lo mueva...

Las “pequeñas” cosas de la vida, son las que más felices nos hacen, el mar, hace que me olvide de todo, mirar esa belleza, durante horas y horas, y salir purificada del aquel embrujo de olas, las personas así somos muy especiales... Mirar al horizonte y ver el mar, el cielo, el viento traspasando tu cuerpo, es una manera de evasión muy espiritual, en el que sientes que todo va bien, que has caido en lo profundo y ya sólo queda salir a la superficie.

No sabéis como necesito a mi gran amigo, el mar, hoy...

1224087657330_f

Dedico este pequeño e insignificante extracto de sentimientos a los niños/as, mujeres y hombres, que de algún modo han vivido esto, a los niños huérfanos, a todo aquel que esté solo...

Y también y no más especial que a los demás, pero algo que me gustaría recordar, lo dedico a “ Los Huérfanos Duplessis “ niños que no eran nacidos dentro del matrimonio y les aislaban de la sociedad, les enviaban a orfanatos y les diagnosticaban psicosis, estaban sanos... Esos niños vivieron un autentico infierno y fueron sometidos a terribles pruebas médicas solo por un increíble fin: obtener ayudas fiscales.

En Quebec 1950.

Nadie está solo, os aseguro que por muy mal que nos sintamos, siempre hay luz en las personas, y por supuesto mil pequeñas cosas que nos hacen ser felices.

Nora Tramell

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
karol karolzambrano_12@hotmail.com29 d abril d 2014 a las 20:56 (UTC)
ejemplos de autenticidad porfa Pliss
537144_585082611518803_1417141025_n
Nora Tramell8 d noviembre d 2013 a las 14:57 (UTC)
Muchas Gracias José, sí, hay veces que necesitas desconectar del mundo sentarse y poder sacar todo de dentro.
000a0010hlk (1)
Lopez Amaro José Alberto3 d noviembre d 2013 a las 23:42 (UTC)
De pequeño e insignifiante, nada de nada.:)
Todo saldrá bien, lo malo es el mientras. Está muy bien sentarse un rato y hacerse un zumo de sentimientos.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia