Res: un animal llamado cosa

Res, animal creado para ser comido. ¿realidad o ficción?

En numerosas páginas de Internet podemos encontrar la misma información sobre un extraño animalito modificado genéticamente llamado "Res", que en latín parece significar "cosa".

Según dichos informes, atribuidos a departamentos de investigación de universidades americanas como la de New Hampshire, las grandes multinacionales de la comida rápida han creado genéticamente este animal para abaratar costes.

El Res sería un animal bastante redondo, con una pequeña cabecita del tamaño de una pelota de tenis, sin extremidades, ni colas, ni pelo y sin huesos (tan sólo algún que otro cartílago) Son alimentados por un tubo conectado directamente a su estómago, y su aspecto es gelatinoso. Este animal sería portador de toxinas y particularidades genéticas que serían enormemente perjudiciales para la salud, y le son atribuidas enfermedades como el alzheimer. Las posibles colitis e indigestiones producidas en los días posteriores a la toma de una comida de un restaurante de fast food es debido precisamente a que el producto principal no es carne de vacuno ni de pollo.

Hamburguesa

Estos informes acusan a las grandes compañías de comida rápida de haber sobornado a importantes miembros del Gobierno de EE.UU. para poder vender carne de Res en sus establecimientos. Al parecer estas empresas pueden vender estos productos siempre no comuniquen que están compuestos por carne de vacuno o de pollo, lo cual supondría una grave merma del derecho de los consumidores a una información veraz.

Existen también numerosas direcciones de Internet que explican que estos informes son una leyenda urbana más, sin ningún valor científico y carente de pruebas que demuestran lo contrario, lo cual resta veracidad a la información anterior. Además la leyenda se ajusta probablemente a los establecimientos americanos, ya que en España estas multinacionales si venden sus productos como carne 100% de vacuno o de pollo. Y así se especifica en sus tablas nutricionales, en sus nombres de producto, y en sus descripciones publicitarias.

Además del misterio de la existencia de estos curiosos animalitos, diversas organizaciones de defensa de los animales acusan a las grandes granjas americanas de maltrato a los animales, los métodos de producción de ganados en EE.UU. están en entredicho, debido principalmente a las condiciones poco higiénicas en las que se mantienen a los animales, y de la alimentación que provoca un engorde rápido y poco nutricional del ganado. Diferentes personajes famosos como Pamela Andersson o Paul McCartney han denunciado en colaboración con la PETA este maltrato a los animales.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia