La trayectoria del preservativo

El preservativo es uno de esos inventos que parece totalmente innovador, de creación muy moderna y, desde luego, fundamental e indispensable hoy en día.

En el llamado "Primer Mundo" el preservativo es el método anticonceptivo más utilizado y ha llegado a ser un artículo corriente dentro de farmacias y otros establecimientos, incluso en los WC de muchos bares e institutos. Pero, ¿cómo ha llegado hasta nosotros este artilugio?

Los primeros rastros que dejó el preservativo en la historia podemos hallarlos en la civilización egipcia, hacia el año 1000 a.C, aunque sólo hemos podido corroborarlo a través de representaciones pictóricas, con lo que los historiadores no tienen claro el fin con que los empleaban.

Hacia el 100 a.C también se encuentran manifestaciones artísticas de este tipo en Francia, con lo que es seguro que el condón también había llegado a Europa.

condones-preservativos

Las pruebas en documentos escritos ya tenemos que situarnos en el año 1500, de la mano del italiano Fallopius (por quien se llamó así a las Trompas de Falopio). Se refería a una envoltura de lino con la que protegía a los hombres de contraer enfermedades como la sífilis.

Los primeros preservativos que han llegado a encontrarse, sin embargo, estaban hechos de intestinos de animales y se sitúan en la Inglaterra de finales del S. XVII. Alrededor de esta época los preservativos ya son hechos con tripas de animales y los hombres han llegado a adivinar el remedio que suponen como método anticonceptivo y frente a enfermedades de transmisión sexual. Los japoneses también utilizaban preservativos en esta época. Principalmente de dos tipos: uno hecho de cuero fino y otro hecho con caparazón de tortuga o marfil. Para llegar a los preservativos hechos de goma se tuvo que esperar hasta 1844, de la mano de Charles Goodyear.

La ciencia fue avanzando y en la década de los treinta se investiga y se sustituye el caucho por el látex líquido, material base de los condones de hoy. La polémica siempre ha ido de la mano del condón. En Estados Unidos se prohíbe el uso de preservativos a principios del S.XX, por eso durante la I Guerra Mundial los soldados americanos son los que contraen más enfermedades venéreas en el frente.

En el anecdotario de la historia se cuenta que el asistente del Secretario de Marina distribuía condones entre las tropas a espaldas de éste, que como los políticos de la época, no permitía el uso del condón. Este asistente era Franklin Delano Roosvelt.

preservativo--644x362

También estuvo prohibido el preservativo en la Alemania nazi entre personas de raza aria, para propagar la genética autóctona pero en este caso los alemanes fueron más prácticos y cautos y las autoridades permitieron el uso durante la II Guerra Mundial. Incluso llegaron a hacer campañas y eslóganes como "No te olvides, póntelo antes de que te contagien".

A partir de entonces, se produjo la liberación sexual, promovida por el movimiento hippie, sobre todo, y el preservativo empezó a ser de uso común. Se crearon otros métodos antonceptivos, asumidos por la mujer como la píldora, el diafragma o el preservativo femenino. Pero la verdad es que ninguno de estos métodos ha logrado ser tan fiable como el preservativo masculino y desde luego, en el plano de contagio de enfermedades venéreas aún más.

Todo esto hasta llegar a nuestros días, cuando todavía no está aceptado por las instituciones religiosas pero su venta es legal y en muchos casos necesaria.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Suiza
Valentín MS24 d marzo d 2014 a las 16:20 (UTC)
Hecho con caparazón de tortuga o marfil. ¡Una obra de arte!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia