Y el viento rizó la rosa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y el viento rizó la rosa, la erizó hasta sus entrañas,

la despeinó sin piedad dejándola ensimismada

y más que una flor hermosa parecía coliflor

o un repollo color rosa. Tres días de vendaval

volvieron loca a la rosa con sus pétalos rizados,

ensortijada y absorta en su florido rosal.

Rosa tan repimpolluda no la he visto yo jamás.

Rosa incierta de permanente belleza.

Rosa incierta de verdad.

 

¿Fuiste a la peluquería? - preguntó la mariposa.

Le dio un ataque de nervios - sentenció la araña parda.

Murió electrocutada - pensó la sabia raposa.

 

Y la rosa primorosa - otra rosa maltratada -,

se consumía en silencio en su rosa sequedad.

Las demás, rendidas, tronchados sus tallos,

heridas, se reían de ella, sus hermanas rojas

envidiosas de su ya perdido porte y hermosura.

De ella, la más alta, la más erguida,

la rosa rosa más delicada, más femenina.

 

Los pétalos crespos de la rosa enhiesta

se quedaron yertos desobedeciendo

la ira del viento otoñal. Ella continuaba altiva

desafiando al aire furioso que la maldecía.

- Pequeña orgullosa, ¿no ves a las otras

a mí sometidas?, ¿qué haces ahí tan sola,

tan fea, tan arrugada sin ningún consuelo?

Silencio, silencio...

 

Volaban raudas las hojas hacia la colina seguidas

de ramas, de plumas de pájaros de alas desgajadas.

La rosa rizada de este otoño recién estrenado

resiste enrevesada proclamando su bella locura,

su difícil libertad, su florida rebeldía.

...........................

Saqué esta foto hoy en nuestro jardín.

El viento ha soplado con gran fuerza durante tres días aquí en la montaña pasiega.

 

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat25 d octubre d 2014 a las 00:03 (UTC)
Precioso poema. Podrían buscarsele mil y uno sentidos, con bellos mensajes en cada uno de ellos, pero yo prefiero dejar las cosas como están, sin buscar mas belleza que la le queda después de tantas inclemencias, casi un repollo rosado que no puede ni aparentar lo que fue, pero que no le importa porque ella sabe lo que es y lo que seguirá siendo mientras su tallo la sostenga.
Lo dicho, precioso poema.
Enhorabuena.
maria eugenia mariaemedinaeventos@gmail.com12 d agosto d 2014 a las 21:18 (UTC)
podriamos decir que se trata de la belleza perdida mas no vencida? o seria mas bien , la fortaleza de quien no se deja abatir a pesar de los avatares de la vida? . De cualquier manera, es esta poesia una linda manera de descubrir el valor intrinseco que no se quiebra sin importar que le rodea ni sus intenciones.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia