Curiosos mecanismos de defensa en el mundo animal

3Logros
×1

Parece ser que la naturaleza es sabia. Y esta frase debe de proyectarse sobre todo el reino animal, el cual debe de tener sus propias estrategias para la supervivencia y defensa. Veamos algunas de las más curiosas.

defensa-animales1

Una mariposa vestida de negro y blanco descansa sobre la corteza de un árbol. Se trata de la mariposa gitana, frecuente en los bosques españoles. Cuando nota la presencia de un depredador, sin perder un instante despliega sus alas superiores para dejar a la vista otras más pequeñas coloreadas de rojo intenso. El atacante, como hipnotizado, fija su mirada en ese vivo color y, sin dudar, se avalanza sobre él. La mariposa ha logrado llevar al enemigo a su terreno. Esta vez se ha librado de ser devorada; aunque ha perdido la pequeña ala derecha, sus partes vitales como la cabeza, el tórax y las alas superiores no han sufrido ningún daño. El color ha salvado la vida de esta mariposa, es lo que se puede llamar defensa cromática pasiva.

Otro caso es el de falsa serpiente de coral rayada, esta se disfraza con los colores y dibujos de su compañera la serpiente de coral rayada, altamente venenosa. Así impone mucho más respeto que con su apariencia normal.

Algunos aníngidos -esbeltas aves tropicales de cuello largo y delgado, y pico largo y recto- imitan como nadie el movimiento de las serpientes. La aninga, ante el ataque de un enemigo comienza a extender su interminable cuello, a la vez que se contonea simulando ser una terrible serpiente.

defensa-animales2

También, para disuadir al enemigo, otros animales utilizan la forma de defensa, la cromática activa. La tarántula agiganta su cuerpo gracias a su forro peludo, el pez fugu muestra su espinosa piel inflada, la cobra extiende su capuz, los polluelos del búho real ahuecan el plumaje y literalmente lo inflan cuando se sienten amenazados, logran duplicar o triplicar su volumen. Aumentar de tamaño es, sin lugar a dudas, una forma efectiva de intimidar al adversario.

Mayor peligro para los atacantes es cuando el atacado se defiende mediante armas físicas o químicas. Existe numerosos casos:

  • El escorpión arrastra su aguijón instalado al final de su larga cola.
  • El cangrejo amenaza con sus potentes pinzas que se aferran dolorosamente al enemigo.
  • La serpiente, a pesar de su aparente fragilidad y delgadez puede conseguir, con un solo mordisco, que su rival se quede totalmente inmóvil
  • Existen ranitas sudamericanas que poseen un atractivo color anaranjado que llama la atención de numerosos depredadores, pero cuando estos se acercan la ranita, gracias a unas glándulas que posee en la piel expulsa un potente fluido letal. El animal que se introduce a la ranita en la boca siente un corrosivo dolor, parecido a si hubiera tomado ácido.

defensa-animales3

Existen otros mecanismos de defensa como el de la disuasión pasiva absoluta. Como los escarabajos, los cuales, al menor roce se hacer los muertos quedándose inmóviles, paralizados pase lo que pase. La culebra de collar finge estar muerta para que su atacante pierda interés por ella (ya que para muchos no es atractivo el llevarse algo muerto a la boca), esta culebra se tiende inerte en el suelo, boquiabierta y con la lengua colgando. Un ejemplo de pasividad absoluta es la del erizo, el cual cuando va a ser molestado por el zorro, un ave o el hombre. Sus 16.000 espinas de 2 a 2’5 cm. De longitud afiladas le convierte en una protección absoluta. Los erizos de mar clavan sus espinas en las gargantas de quien se los intenta tragar y les expulsa inmediatamente.

Otra forma de defensa es la pasividad relativa. Conviene destacar la importancia del olor en esta defensa:

  • La mofeta y la langosta expulsan un olor fétido para dejar de ser perseguidas.
  • El saltamontes del Congo, nada más ser tocado se exprime en un baño de espuma de olor insoportable, capaz de hacer vomitar.
  • Las salamanquesas son las más descaradas. Cuando se las ataca muestran el ano y sacan una bolsa de aspecto repelente y de desagradable olor.
  • Las abubillas, además de ser expertas lanzando excrementos a su enemigo, rocían los alrededor de su nido con una rociada de fuerte olor. Cuando las crías son atacadas, comienzan a bufar, y si esta técnica falla se dan media vuelta y le lanzan excrementos.

Hablemos, por último, de otra forma de disuasión: La involuntaria. Consiste en conseguir, por convergencia evolutiva entre especies muy distintas, que poco a poco van asemejándose hasta conseguir un parecido inverosímil. De este modo es posible que un buen número de animales pasen por lo que no son, sin pretenderlo, con lo que los ni siquiera les prestan atención

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
kendry kendryjohanajarabaarrieta@htomail.com4 d marzo d 2014 a las 16:02 (UTC)
que vacano
puesta-sol
Sandra Martinez7 d noviembre d 2013 a las 11:47 (UTC)
La especie de rana "rana peluda" (trichobatrachus robustus), tiene mecanismo de autodefensa en el cual de la nada, saca a luz unas s "garras" retráctiles de hueso en sus pies que impulsados por un músculo, utiliza como un espina para romper la piel...
Muy interesante!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia