¿El secreto de un vientre plano?

La obsesión femenina por acabar con los gases y los michelines puede tener los días contados si se siguen los consejos de la gastroenteróloga Robynne Chutkan.

La idea de tener un vientre plano es una obsesión que persigue cualquiera, pero sobre todo a las mujeres durante diferentes etapas de su vida. Para conseguirla se recurre en muchas ocasiones a dietas agresivas y a veces peligrosas e incluso se llega a renunciar a ciertos alimentos.

Sin embargo, la gastroenteróloga estadounidense Robynne Chutkan, fundadora del Digestive Centre for Women de Washington, señala que para conseguir una tripa lisa no es necesario someterse a dietas estrictas sino que basta con reducir la cantidad de sal que ingerimos y aumentar la de alimentos ricos en potasio y fibra.

Estas sugerencias de la doctora Chutkan pueden consultarse en su nuevo libro, «Gutbliss», en el que explica por qué las mujeres tienden a hincharse más que los hombres. «El motivo podría ser que el intestino en las mujeres es más largo que los hombres. Además, el aparato digestivo sería diferente en hombres y mujeres», según sostiene la experta.

Menos de 1.500 miligramos

Por tanto, para conseguir que los fastidiosos gases y los incómodos michelines dejen de acumularse en la cintura, esta doctora estadounidense aconseja reducir la sal en la dieta. Lo ideal sería ingerior menos de la dosis recomendada, que es de 1.500 miligramos al día.

Asimismo, lo ideal es una combinación de fibras insolubles con fibras solubles. De este modo, se favorece el movimiento intestinal y se combate la sensación de hinchamiento. Ingerir alimentos ricos en fibra como la fruta y la verdura y aquellos que tienen más potasio favorece que los líquidos no se acumulen en exceso, contrarrestando la retención hídrica. No obstante, siemprees bueno estar hidratados: beber agua de manera regular también favorece el movimiento intestinal.

No obstante, los alimentos que hay que eliminar de la dieta son aquellos demasiado azucarados y las grasas así como fomentar la ingesta de los ligeros y cocinados al vapor. Los edulcorantes artificiales han de evitarse ya que cuando son digeridos pueden causar una fermentación en el intestino que provoca gases e hinchamiento.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Rosa 2.013
Ochoa de Eribe Gomila Rosa2 d enero d 2014 a las 12:06 (UTC)
También el estrés y la ansiedad hacen que las digestiones sean pesadas y como consecuencia se produzcan los gases.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia