Nuestra sociedad, más pobre cada día.

  • 16/10/2013
  • 1

El informe de Cáritas del mes de octubre incide en el empobrecimiento y la desigualdad social. Aporta datos tan alarmantes como que se ha duplicado el número de personas en España en situación de pobreza severa desde el inicio de la crisis.

El VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social elaborado en el mes de octubre por el Equipo de Estudios de Caritas Española, bajo el título de "empobrecimiento y desigualdad social", es demoledor respecto al estado de empobrecimiento de una gran parte de la sociedad española. Difícilmente podrá el Gobierno del PP achacar el análisis que se hace en el informe a ideas de izquierdas o manipulaciones con intencionales políticas dado el autor de éste.
Contrasta el análisis hecho por esta organización, basándose en datos de apreciación objetiva de la realidad que se constatan en su labor social, con los informes y argumentarios del gobierno, FMI, y otras organizaciones e instituciones politico-económicas oficiales. La razón de esta diferencia es que las supuestas mejoras en la economía nacional, pregonadas a los cuatro vientos por un gobierno orgulloso de su labor política y sus voceros mediáticos, poco tienen que ver con la realidad social que cada día vive la mayoría de la población. Posiblemente porque las políticas de recuperación se basan en un reparto de la carga poco adecuado que apenas perjudican, e incluso favorecen, a algunos y, por contra, son perjudiciales totalmente para una inmensa mayoría de la población.
Les inivito a que lean, al menos, las páginas 3 y 4 del informe, que dan una instantanea que refleja, en resumen, la situación real de una gran parte de la población de este país.
A continuación les extracto solo algunas de esas conclusiones como invitación para darles pie a que lean detenidamente ustedes el resto. Cuando leemos como subtítulo del informe, "el aumento de la fractura social en una sociedad vulnerable que se empobrece", podemos hacernos una idea del contenido que en las restantes páginas vamos a encontrarnos. Algo que jamás podrán leer o escuchar en boca de nuestros dirigentes políticos que se escudan tras frías cifras macroeconómicas tras las cuales se oculta el sufrimiento y la pobreza real de muchos ciudadanos.

"Nuestro modelo económico se caracteriza por el comportamiento "contracíclico" de la desigualdad de la renta, que aumenta cuando hay recesión, pero que no reduce las diferencias cuando se registra expansión económica.
En los últimos años se ha producido un descenso de la renta media, lo que supone un proceso de empobrecimiento de nuestra sociedad. Este proceso afecta especialmente a las personas y familias más vulnerables (con baja intensidad laboral, inmigrantes extracomunitarios, hogares monomarentales, personas en situación de sin hogar).
La pobreza severa (con menos de 307 € al mes) alcanza ya a 3 millones de personas (el doble de los que estaban en situación antes de la crisis).
Asistimos al aumento de la cronicidad, constatado en el incremento de los parados de larga duración (58% más de un año en paro -3,5 millones de personas-, y 35% más de dos años -2 millones-), especialmente el grupo de mayores de 50 años, y en el hecho de que una de cada tres personas atendidas en Cáritas lleva más de tres años demandando ayuda. Esta situación afecta también a las relaciones sociales (familia, amigos y vecinos) y al horizonte vital de las personas (percepción de que la situación va a peor, pérdida de esperanza).
Se incrementa la desigualdad en España, con el valor más elevado de toda Europa: el 20% de las población más rica concentra 7,5 más riqueza que el 20% más pobre.
Esta tendencia corre el riesgo de verse incrementada por el elevado nivel de desempleo, pérdida de capacidad adquisitiva de la población (descenso de la renta media desde 2007 en torno a un 4% y aumento de los precios en torno a un 10%), debilitamiento de las políticas sociales y recorte progresivo de derechos que nos igualaban como ciudadanos y que cumplían una función de redistribución de la riqueza (sanidad, educación y ayudas y prestaciones sociales).
Existen necesidades básicas (alimentación, gastos relativos a la vivienda, ropa y calzado) que no están cubiertas desde nuestro modelo de bienestar."

Informe completo: http://www.hoy.es/apoyos/documentos/VIII-informe-caritas.pdf

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat29 d junio d 2014 a las 23:28 (UTC)

No discuto la situación lamentable en la que nos encontramos y que probablemente no ha llegado a tocar fondo, pero me da escalofrío el pensar lo que hubiera pasado si hubieran seguido gobernando los socialistas.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia