Piel

  • 15/10/2013
  • 0

piel (1)

 

Cuanta felicidad por ti,

cuando siento tristeza,

al oler tu alegría,

retozando en otro sueño,

que te hace reír.

 

Nunca me entregaste una canción,

ni me regalaste flores,

no hubieron fotos para guardar en el cajón,

ni desnudos impulsivos,

ni una ayuda para el alma,

ni un paseo por el puerto,

nunca un abrazo a traición,

sólo estabas tú,

no habían motivos,

y es por eso,

por lo que sé que te amé.

 

Todo lo que se te cayó,

lo recogí,l

lo guardo,

lo conservo.

 

Y aún así,

quiero pensar,

que hubo un tiempo

en que fuiste en mi,

sólo,

al otro lado del escaparate.

Cuanta felicidad por ti,

al oler mi tristeza,

cuando te acaricia la cara,

esa brisa buscada por ti.

                                                                         Ten,

 

                                                                         llévate mi piel como abrigo,

                                                                         por si un día tienes frío.

 

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia