Una lectura de provecho.

  • 11/10/2013
  • 0

A Dios y a nuestros Santos todos los llevamos muy adentro en nuestro ser como una fuerza cósmica que nos acompaña toda la vida,  espero que mas allá también;  los más creyentes no pueden dar un paso sin encomendárselo a ellos,  los más escépticos en los momentos difíciles cuando la ciencia y todo lo demás les falla.

Recientemente y motivado por mi sobrina-ahijada de quien he estado recibiendo mensajes religiosos en cadenas he regresado gracias a la Internet a leer los originales y OH!!!,  sorpresa,  no siempre coinciden,  es más raramente coinciden.   Es por eso importante leer del original no de versiones que en el mejor de los casos dicen casi – casi lo mismo.    

Cuando leemos la Biblia podemos pensar que estamos leyendo la palabra de Dios,  pero en realidad estamos recibiendo esa palabra a través de la suma de las experiencias individuales de la humanidad en los miles de años desde sus inicios,  recopiladas por decenas,  tal vez cientos o miles de hombres y mujeres de la más diversa condición humana en una suerte de ensayo y error con el cual se cimentaron en sencillas palabras de la época todo el conocimiento y sabiduría que encierra cada frase y ahí radica precisamente el valor de su lectura dividida en versículos no por gusto sino con el objetivo de hacer fácil su comprensión y memorización para los primeros lectores,  método que aún hoy día sigue siendo efectivo.

No existe una situación por contemporánea que parezca que no encuentre un pasaje o versículo de la Biblia que le ajuste y esto es debido a que no importa la época que analicemos ni lo que avance la humanidad, esta siempre lleva consigo con muy pocos cambios todos sus defectos y virtudes,  situación que pretendieron cambiar sin éxito los comunistas con la “creación” de un hombre de nuevo tipo con el que apostamos y perdimos el futuro. Las jóvenes generaciones son de nuevo tipo, pero de un tipo a mi parecer jodido.

Otra cosa es cuando falsos líderes religiosos sacan de contexto, juegan con las palabras o solo presentan una parte del mensaje para hacer que el versículo citado coincida convenientemente con algún objetivo del momento certificando así como santa su opinión.

La ciencia ha echado por tierra muchos de los postulados de la Biblia,  pero la sabiduría que encierra aún es invaluable y la hace una lectura obligada si queremos ser no religiosos sino solo una mejor persona.

De cualquier forma estaba leyendo la Epístola de San Pablo a los Efesios considerando que sea ciertamente Paulista y de todos los versículos hallé dos que personalmente sentí tenían mucho que ver conmigo:

Efesios 5:14  “Despiértate tu que duermes y levántate de los muertos y te alumbrará Cristo”.

Efesios  4:31  “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia y toda malicia”.

La primera me hizo pensar y recordar esa época cuando nada me detenía, cuando era capaz de derribar cualquier barrera que impidiese mi marcha.  La segunda,  bueno esa debo ser capaz de hacer lo posible por trasmitirla.  

Por favor,  piensa y opina….

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia