Se conmemoraron 45 años de la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968

45 años pasaron de la masacre que marcó la vida de muchos estudiantes mexicanos e incluso de la sociedad entera, el 2 de octubre de 1968. En este artículo hacemos un recorrido por los acontecimientos que llevaron a este trágico desenlace.

Para estos años el país era gobernado por Gustavo Díaz Ordar; épocas en que laUniversidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con más de 95 mil estudiantes, se había convertido no sólo en el corazón de la ciudad, sino también en la cuna de muchos ideales. 

Los estudiantes de esta casa de estudioscomenzaron a realizar manifestaciones y marchas que criticaban el autoritarismo del gobierno, pedían se respetara laautonomía universitaria y exigían se liberaran los procesos políticos. A los estudiantes de la UNAM se unieron los delInstituto Politécnico Nacional (IPN) y todos los centros educativos de la Ciudad de México.

Para julio de ese año, el movimiento de estudiantes tenía todo el poder, cada manifestación era oportuna para sumar nuevos adeptos, que repetían frases como: “Quiero dejar un México mejor”, “¡Viva México!”, “¡Viva la Universidad!”, “¡Viva el movimiento estudiantil!”, entre otras tantas que se habían convertido en lema de esta realidad.  

Pero en poco tiempo en este escenario comenzaría a reinar la violencia. El 18 de septiembre de 1968, el ejército invade la Ciudad Universitaria de la UNAM; cinco días más tarde el rector Barros Sierra presenta la renuncia a la Junta de Gobierno de la institución. Durante este mismo mes, el edificio de la Vocacional 5 es ametrallado por comandos policiacos vestidos de civiles, provocando innumerables destrozos. Para aquel momento los enfrentamientos entre estudiantes y granaderos se habían convertido en algo de todos los días.

El 1° de octubre el ejército se retira tanto de la UNAM como del IPN, pero un día después miles de personas fueron convocadas a una manifestación a realizarse en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Mientras se producía esta manifestación, el ejército vigilaba todo lo que ocurría; a su vez, miembros del denominado “Batallón Olimpia” (grupo paramilitar creado por el gobierno para infiltrarse y detener las manifestaciones) se infiltraban en la manifestación que tenía lugar en la plaza.  

Pasadas las seis de la tarde, los integrantes del mencionado batallón abrieron fuego en contra de los manifestantes y militares que protegían el lugar, haciéndoles creer a estos últimos, que las agresiones provenían de los estudiantes. Buscando combatir los ataques, los militares comenzaron a disparar hacia la multitud de manifestantes que se encontraban en la plaza.

Si bien son muchas las investigaciones que se han realizado sobre el tema, hasta el momento se desconoce la cifra exacta del número de muertos y heridos que dejó como resultado el 2 de octubre de 1968; pero las cifras van desde 300 hasta 500 muertos, con más de 2.000 detenidos. Testigos de la época aseguran que se intentó limpiar la plaza de manera rápida, por lo que hubo grúas recogiendo centenares de cuerpos que fueron incinerados o tirados a depósitos de basura. 

Finalmente, un año después, el presidente Gustavo Díaz Ordaz declaró: “Asumo íntegramente la responsabilidad personal, ética, social, jurídica, política e histórica por las decisiones del gobierno en relación con los sucesos del año pasado”.

 

Fuente: Universidad de Guadalajara, La Jornada Semanal
Autor: 
Universia México

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia