¿Diferente u original?

¿Hay que encajar en el mundo o seguir nuestro propio ritmo?

Aunque muchos de nosotros no lo admitamos o no estemos conscientes de que lo hemos hecho, todos, alguna vez, hemos rechazado a alguien por ser diferente a nosotros.

Es algo que se encuentra dentro de la naturaleza del ser humano… el temor a lo desconocido es lo que nos lleva a rechazar a quienes consideramos “raros”… le tememos a lo desconocido… alguien que es diferente a nosotros es desconocido y lo tachamos de raro, ponemos eso de excusa para no acercarnos a él… pero en realidad muy en el fondo nos da miedo porque no lo conocemos… estamos tan acostumbrados a convivir con personas tan parecidas a nosotros que nos da miedo salir de esa burbuja.

Pero…¿Quién dice qué es lo “diferente” y qué es lo “normal”?  Supongo que podemos decir que lo normal es “lo más común” pero entonces ¿no sería eso dejar de ser originales? Hacer lo que todos hacen, pensar lo que todos piensan…

Personalmente, siempre he preferido rodearme de personas “diferentes” porque me parecen más interesantes que la gente común.

Aunque sé muy bien que es mucho más fácil y menos doloroso tratar de encajar en un lugar donde simplemente no encajas (lo sé, me ha pasado)… Es muy difícil tratar de encajar en un lugar donde no perteneces… o donde sientes que no perteneces, ya sea una escuela, una carrera,  incluso en tu familia. 

Es ahora cuando empiezo a comprender que no debemos tratar de encajar sino de sobresalir… dejar esa actitud de oveja que sigue al rebaño y escoger nuestro propio camino, cosa que posiblemente no agrade a algunas personas, pero al final es nuestra decisión.

Se vale cambiar cosas de nosotros que no nos agraden, como una actitud o un hábito, pero porque nosotros así lo queremos. Lo que no se vale es cambiar cosas de nosotros mismo que nos gustan sólo porque a alguien más no le parecen bien.

Hace poco aprendí una lección muy valiosa: hay que intentar ser nosotros mismos  y no ser lo que los demás quieren que seamos. ¿Qué importa si nos llaman “raros” o “diferentes” si nosotros sabemos que en realidad somos “originales”?

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat26 d octubre d 2014 a las 18:01 (UTC)
Me parece muy bien todo lo que dices, pero quien verdaderamente es original no se plantea todos estos cuestionamientos, ni se para a pensar si debe de tratar de encajar o procurar sobresalir. Simplemente es el mismo. Pero esto no quiere decir que por ser original, sea mejor. Cuidado con las personas diferentes cuando estas diferencias no sean constructivas.
Un saludo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia