El extraño mundo del fútbol mexicano

¿Crisis o reflejo de la realidad?

Últimamente he escuchado diversas explicaciones y teorías acerca del por qué la selección mexicana de fútbol, atraviesa por una crisis al estar en riesgo su clasificación para Brasil 2014.

De entrada es lamentable la situación debido a la supuesta grandeza que se tiene en el área, que tiene la mejor estructura en Concacaf, pero no por eso el mejor nivel y ni que hablar de actitud. Estamos hablando que hay 3 boletos directos y un repechaje, actualmente parece factible sólamente el acceso vía repesca contra Nueva Zelanda.

Percibo tanto en medios como en los aficionados una expectativa muy equivocada en relación a lo que este equipo puede ofrecer, se han ido por completo a algunos hechos como lo son la medalla de oro olímpica, campeonatos juveniles o la presencia de mexicanos en Europa.

Primero, la medalla de oro es un logro menor, dado que haciendo un análisis los rivales olímpicos fueron demasiado débiles, selecciones de bajísimo nivel mundial y si bien la final fue contra un mounstro histórico, Brasil pasa por otro tipo de crisis reflejado incluso en su selección mayor.

Pasando a los campeonatos juveniles, tampoco manifiestan un progreso, primero porque son de menores de edad, la historia no me dejará mentir, todos esos campeones de distintas nacionalidades llegan en un porcentaje minoritario a los primeros planos.

El tema de mexicanos en Europa es mucho más claro, varios han emigrado al viejo continente, pero muy pocos son regulares y otros en ni compiten en sus ligas. Los únicos que recientemente se han afianzado son Vela, Gio Dos Santos y Ochoa. El resto son banca y en muchas ocasiones ni siquiera son convocados.

La otra realidad es la Liga local, que es la principal fuente de elementos para la selección, siendo medianamente exigentes, cada 6 meses destacan a lo mucho 3 ó 4 equipos, y el restante navega en una mediocridad absoluta. También hay que ser incisivos al señalar que la calidad en general es baja, no ha sido casualidad las participaciones de los clubes en el mundial que se celebra cada año no han trascendido, estamos muy lejos de otros futboles.

Concluyo que esta crisis refleja la dura realidad del fútbol mexicano, se han creado ídolos e inflado jugadores más por la publicidad y el mercadeo que por el talento o el hambre de triunfo, otros que han perdido el sentido de compromiso por su profesión, porque han resuelto sus vidas por el lado del dinero y les parece lo mismo ganar o perder. Por desgracia la afición nunca castiga el pobre espectáculo, ha demostrado ser muy noble llenando el Azteca en cada ocasión, y en varias plazas con buenos promedios de asistencia, como el cochinito de la Federación y de los clubes se sigue llenando, poco les importa el plano deportivo. Hay que equilibrar el lado financiero con lo que pasa en la cancha, mayor calidad, esfuerzo, compromiso y competencia... es lo que pido.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat1 d noviembre d 2014 a las 12:25 (UTC)
Eso es sin duda lo que toda la afición pide.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia