Aeropuertos sin alas

La época gloriosa de este país hizo construir infraestructuras por encima de nuestras posibilidades y necesidades. Hoy hemos conocido que otro aeropuerto construido en Murcia presenta concurso de acreedores antes del despegue del primer avión

Y no es la primera vez. Ya ha pasado en la Comunidad Valenciana, con el caso del aeropuerto fantasma de Castellón. Y la lista no se queda ahí. Estos grandes mastodontes de acero y cristal han apabullado a todos los políticos y cajas de ahorros que depositaron en estas infraestructuras  su confianza de crecimiento local. Al final, todo lo contario. Sólo las liebres pisan las pistas desoladas.

El Aeropuerto de Murcia lleva ya un año construido pero no se ha acercado por allí ningún avión. Ahora su deuda es de unos 200 millones de euros que van a intentar refinanciar.

aeropuerto-ciudadreal.jpg

Con la pista más larga de Europa

En Ciudad Real, una ciudad que cuenta con 74mil habitantes y que ya contaba con su estación del AVE se pretendía construir la alternativa a Barajas (suponemos que para aerolíneas Lowcost que operan en aeropuertos secundarios) y cubrir un minimo de 2,5 millones de viajeros al año. Unas cifras que a día de hoy no se han cumplido ni se cumplirán. Las cifras que sí se cumplen son las de las deudas: la idea es subastar la infraestructura a partir de 100 millones y sino prospera, se llevará a cabo una subasta privada a partir de 80 millones. Lo que está claro es que negocio a nivel local no ha sido para nadie.

ZCAUDE--644x362.jpg

Pequeño, pero sin fondo

El aeropuerto de Huesca es el otro gran fiasco regional de estas instalaciones. Costó 40 millones pero arroja unas pérdidas de unos 4 millones cada año. La última aerolínea en funcionar fue Ryanair, que ofrecía vuelos regulares. Hoy está abocado al fracaso.

1331326717_464808_1331327376_noticia_normal.jpg

Castellón, sin fecha y sin aviones

Impulsado por el ex presidente de la Diputación, Carlos Fabra, este moderno aeropuerto iba a servir de lanzadera para todos los turistas que venían de todo el mundo a conocer la ciudad. Castellón, justo antes de la crisis, estaba promoviendo parques temáticos y campos de Golf para el disfrute de sus visitantes.  La crisis económica ha frenado en seco todos estos proyectos. Ahora las cifras de Aerocas, que así se llama la concesionaria creada para este fin, ha rebajado la cifras de viajeros anuales de 1,5 millones a poco más de 300mil.

Los intentos de venta de este aeropuerto a un fondo libio no han cesado y ahora sólo centran sus esfuerzos en rebajar los costes de mantenimiento. 

Son algunos casos extremos de la imprudencia económica llevada a cabo por los dirigentes de empresas y Gobiernos con el claro objetivo de impulsar una economía desde las nubes. Mejor aterricemos y arreglemos el país. 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia