Espléndida bienvenida para el talento extranjero a Alemania

Alemania es consciente de que la grave situación económica está provocando una fuga de cerebros de los países vecinos, y quiere convertirse en el país receptor de todos esos jóvenes altamente cualificados.

El talento extranjero es ahora una prioridad y así lo demuestra el Welcome Center, un moderno edificio creado como "departamento administrativo especial para inmigrantes cualificados y con alto potencial". Su sede se encuentra en el edificio de la local Cámara de Comercio, justo al lado del Gobierno de Hamburgo.

Hace ya tiempo que las autoridades alemanas decidieron poner freno al sostenido declive demográfico que sufre el país y para ello, y valiéndose de la necesidad de encontrar oportunidades laborales de los jóvenes de muchos países de Europa, sacaron un proyecto adelante para atraer el talento extranjero.

Entre esas medidas, está la rebaja de 46.000 a 36.000 euros del nivel salarial a partir del cual concede, a los trabajadores de los sectores estratégicos, la Blue card (un permiso europeo de residencia y trabajo, a semejanza de la Green card estadounidense).

Pero el interés de Alemania no se limita a la captación de talento extranjero, sino que también pretende arraigar, aún más, a los inmigrantes que ya vivían en el país antes de la crisis. Se fomenta mucho que adopten la nacionalidad germana; así, las cifras federales indican que el año pasado obtuvieron la ciudadanía 112.000 personas, un 5% más que el año anterior, y 10% que en 2010.

Como curiosidad, señalar que sólo en Hamburgo, el 49% de los menores de 18 años son extranjeros o hijos de extranjeros. Con estos datos y siendo conscientes de que Alemania necesita extranjeros para mantener los índices de población, los políticos y los ciudadanos empiezan a aceptar la llegada de inmigrantes, pero eso sí, quieren los buenos, los pertenecientes a la fuga de cerebros que mencionábamos antes.

Por eso, el Gobierno hace una clara diferenciación entre los inmigrantes muy cualificados o arraigados, por un lado; y los inmigrantes de pobreza, por el otro. Sacando adelante propuestas de actuación para ambos casos.

El año pasado, Alemania recibió más de un millón de inmigrantes, lo que supone la cifra más alta de las dos últimas décadas.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia