¿Cómo comemos hoy?

Pasaron miles de años hasta que los bárbaros adquirieron la costumbre de sentarse alrededor de una mesa. Mucho más tarde llegaron la etiqueta y los buenos modales, que hasta la Edad Media eran inexistentes.

No hace demasiado se comía con los dedos y era normal chuparse las manos. Incluso un manual del siglo XII sobre educación en la mesa dictaba a los refinados de la época: “Tira los huesos debajo de la mesa, pero ten cuidado de no herir a nadie”

A partir del Renacimiento, los humanistas consideraron que aquello era una ordinariez. Y en el siglo XVII aparecieron los primeros tratados sobre las buenas maneras en la mesa y establecieron muchas de las pautas que hoy rigen el recto comportamiento e los comensales al cual fueron unidos los diferentes utensilios que comezaban a utilizarse..

Por ello veamos, uno por uno, los distintos objetos que podemos ver en una mesa y conocer cual es la pequeña historia de cada uno de ellos.

como_comemos_hoy

Mantel
El mantel era un emblema de distinción social para los señores medievales. En su origen se llamaba napa y consistía en una tela que cubría la mesa, aunque no totalmente. Los servidores colocados en un extremo de la misma, no lo utilizaban y se limpiaban la boca con la mano, mientras que los amos lo hacían con una especie de servilleta colectiva que había sobre el mantel.

Plato
Antes de extenderse su uso, en el medievo, los alimentos se ponían sobre una porción de pan. Al terminar la comida, ésta se llevaba de nuevo a la cocina para que la comieran los siervos o para dársela a los pobres. Los platos individuales se introdujeron en la corte francesa del rey Francisco I, en el siglo XVI.

Sopera
El origen de esta recipiente está en la escudilla, una vasija de madera, barro o metal. Hasta el siglo XVIII, en que apareció, la sopa se servía en boles. Las soperas de estilo Imperio eran verdaderas obras de arte y tenían unas estatuillas de estilo clásico.

Salsera
La cocina medieval tenía una gran dependencia de las salsas, por lo que se extendió el uso de los recipientes que las contenían, que estaban fabricados preferentemente de plata o estaño.

Cubiertos
Los primeros utensilios fueron los cuchillos: al principio eran de silex, luego de hueso, concha, piedra, etc. A finales del siglo XV aparecieron los cuchillos de mesa y las navajas. Enrique de Villena, en su Arte cisoria, de 1433, habla de unos tenedores -brocas- que tenían dos o tres púas. Su uso en la mesa lo introdujeron en el siglo XVII Felipe III y su valido el duque de Lerma. Los cuchillos eran puntiagudos, pero en el siglo XVII se redondearon para evitar que los comensales los utilizaran de mondadientes. En esa misma época fue cuando empezó a estar mal visto que se tocaran los alimentos en el plato: era por una cuestión de higiene, pero también por un retroceso en el compartir. Y lo mismo ocurrió con las cucharas, que durante la Edad Media eran de uso común y después se individualizaron.

Vasos
Antiguamente las copas eran de estaño y se usaba una para varios comensales: se trataba de una precaución para evitar envenenamientos. Las copas no se dejaban sobre la mesa: había unos servidores encargados de acercárselas a los comensales cuando éstos querían beber. La costumbre de utilizar vasos individuales no se generalizó hasta comienzos del siglos XIX.

Fuente
Fue la sucesora del primitivo plato común que compartían todos los comensales, cuando los manjares se cogían con la mano o se colocaban sobre un trozo de pan.

Jarra
Se puso de moda en el siglo XVII para servir el agua y el vino. Las primeras que se fabricaron estaban hechas de cristal traslúcido o de color, y eran muy apreciadas las fabricadas en Venecia y Bohemia.

Lavafrutas
Los egipcios, griegos y romanos lo utilizaban para lavarse las manos entre plato y plato con agua en la que vertían hierbas y flores. Pero esta costumbre desapareció con la llegada del tenedor y fue entonces cuando este recipiente tuvo una nueva y curiosa finalidad: durante un tiempo sirvió como escupidera individual. A partir de finales del siglo XIX se le dio el uso que tiene actualmente.

Ensaladera
Se empezó a utilizar en el siglo XVIII, cuando la moda de comer verduras crudas aderezadas con salsa vinagreta se extendió por Europa

Vinagreras
El origen de estos recipientes se encuentra en la cocina mediterránea, en concreto en las mesas romanas, en las que era habitual la presencia de la lagcena y el acetabulum, dos pequeñas vasijas que servían para guardar, respectivamente el aceite y el vinagre.

Salero
La sal era para los romanos un objeto de culto familiar y un símbolo de purificación. Y, como todas las especias, en el medievo fue un producto de lujo; por eso mismo, los primeros saleros se cerraban con llave como si fueran joyeros. Pero ya en el siglo XVI adquirieron el rango de objetos modestos.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia